Todo un orgullo dedicarnos a la danza del vientre…

Title "danzadelvientre" Alt "danzadelvientre"

Hoy he leído un artículo publicado en el mundo sobre el “Diario de una madre inexperta”. En él la protagonista nos explica su experiencia sobre el sobrepeso del post parto, sobre todo desde la experiencia de una amiga suya.

Seguro que hay más de una mujer que no está cien por cien conforme con su peso o con su cuerpo. Muchas veces tenemos que escuchar comentarios de otra gente que nos pueden hacer daño, en mi caso siempre me ha pasado, pero por estar delgada. Mi cuerpo es como es, me alimento bien, y no solamente el cuerpo,  sino también la mente y el espíritu.

Unos de los comentarios que más me ha llamado la atención en esta historia es el del cuñado de la amiga protagonista, literalmente le dice: “dedícate a hacer la danza del vientre, a los moros les gustan con barriga”.

Si queréis leer la historia completa podéis hacerlo en el enlace indicado en el primer párrafo.

Me gustaría destacar el título del artículo: “Que yo esté así es por tu culpa”.

La culpa, gran victima de los fracasados. Y digo fracasados porque desde la culpa y la culpabilidad a los otros y a uno mismo no se consigue nada. Fue justamente hace un año y medio aproximadamente cuando conocí el significado y práctica de la palabra “Responsabilidad”.

Mientras echemos la culpa a otros no seremos capaces de mejorar y avanzar en esta vida. La responsabilidad nos ayuda a ser conscientes de nuestras equivocaciones y las del resto, a mejorar esa situación, cambiarla y celebrar nuestro cambio. Ese es el proceso, ver, actuar y ser conscientes.

“Había convertido su aspecto en un cúmulo de todo lo que no quería ser. Miraba las revistas y hasta en los anuncios de ropas para embarazadas, parecían modelos perfectas (es que lo son, le dije, llevan una barriga falsa). Ella quería ser delgada, bronceada, con pecho generoso, cintura estrecha y piernas largas, en versión 1´60 (que es lo ella mide). Lo peor es que los hombres que tenía a su alrededor, más que ayudarla a aceptarse y quererse, la hacían sentir aún peor. (PASIÓN DANZA ORIENTAL: No podemos culpar a los demás de sentirnos como nos sentimos, pues somos nosotros quien sentimos, no el resto, de nosotros depende cambiar ese sentimiento que nos hace sentir mal).

Sentadas en aquella cafetería acabé por enfadarme. Primero con ella, porque puedo aguantar un rato de autocompasión, pero no el que no decida solucionarlo. Si no estás a gusto con algún aspecto de ti o tu vida, ponte manos a la obra y arréglalo (PASIÓN DANZA ORIENTAL: Hazte responsable y cambia, consigue lo que quieres para ti, lo que te hace sentir bien, por y para ti, no para el resto). Si algo he aprendido de mi marido, es que quejarse sólo conduce a quejarse más (PASIÓN DANZA ORIENTAL: Aquí eres una víctima y no pones solución). Como bien dice él: ante los problemas soluciones, no más problemas”.

Mamás, como dice la autora de este texto: “Tú cuerpo es el fruto de algo tan hermoso como concebir una vida, los hombres deberían adorarte como una diosa, no denostarte por tu peso. Has sido capaz de crear un bebé, algo milagroso. A partir de ahí, debes poner freno a tu autocompasión y dedicar tus esfuerzos a ser feliz, bien aceptándote cómo estás, bien poniéndole remedio.”

Fuente imagen: bailadanzadelvientre.blogspot.com

El Elemento Agua: Ondulaciones en la Danza del Vientre.

Esta semana va de agua la cosa, hace unos días publicamos en Pasión Danza Oriental: Reinventando la danza del vientre con el elemento agua. Por eso hoy, vamos a compartir más contenido interesante referente a esta temática.

La danza oriental nos ayuda a conectarnos con la naturaleza, los elementos: fuego, agua, tierra y aire están presentes y son expresados a través de los movimientos. Nuestro baile es una manifestación de lo que somos y lo que sentimos, el lenguaje corporal es la expresión del alma, por eso hoy vamos a conectar con nuestra esencia gracias a esta danza ancestral y tomando para ello de nuevo el elemento agua.

El Agua nos aporta calma, el mar o el sonido del agua en la madre tierra deslizándose sobre ella se complementan y unen. El agua puede tomar la fuerza de una ola huracanada y también puede permanecer tranquila. Recordándonos a nuestras emociones, en algunas ocasiones en calma y en otras revueltas, juguetonas e inclusive furiosas. Por eso ubicamos algunos de los movimientos con la simbología agua en el corazón y en el pecho. Los movimientos que nacen de esta parte del cuerpo, ondulaciones sinuosas o movimientos lunares son la expresión corporal de este elemento.

No os perdáis este vídeo tan espectacular que hemos encontrado en los mundos del youtube, sin lugar a dudas el sueño de todo océano:

Dentro de ese relajante mar lleno de peces de colores, nos quedamos hipnotizados con las ondulaciones de la bailarina vestida de rojo. ¿Existe una mejor manera de representar y explicar el elemento agua en la danza del vientre?

 

La flor de Cleopatra

Se dice que Cleopatra añadía azafrán a la leche para bañarse en un elixir dorado….

alt "Cleopatra azafrán" title "Cleopatra azafrán"

Interesante artículo que nos encontramos hoy en Beauty blog, ya sabéis que nos encantan los secretos de belleza de Cleopatra, descubrir historias y beneficios de determinadas especias y esencias naturales.

La flor del azafrán es considerada un ingrediente mítico, por lo que encontramos muchas historias asociadas a ésta. Si Zeus sedujo a Europa dándole a oler esta flor seguro que nosotras podremos seducirnos a nosotras mismas con o sin este aroma.

Lo cierto es que el azafrán sigue formando parte de los rituales de belleza de las mujeres marroquíes. Un ejemplo, es la mezcla que realizan con aceite de argán o henna y azafrán con el objetivo de hidratar y suavizar tanto el pelo como la piel.

No es casualidad que esta planta esté considerada como un gran tesoro, ya que su cultivo es muy delicado. Aunque en el artículo de Beauty blog nos indican que: “las flores del azafrán florecen un día de otoño imposible de predecir, convirtiéndose en el tesoro más etéreo de la naturaleza. Debiendo recogerse con la primera luz del alba cuando las flores están cubiertas por el rocío, recogidas a mano con mucho cuidado por manos femeninas que son mucho más delicadas. Una vez recogidas, las tres hebras de azafrán de cada flor se extraen con delicadeza y se secan cuidadosamente”. En varias páginas (Sabor artesano, saffron spain) que hemos encontrado en internet y donde explican su proceso de cultivo, no detallan esta información respecto a la recogida de la flor. Pero lo cierto es que a lo largo de la historia y por tradición, la mujer ha sido la encargada de la extracción de la hebra de azafrán de la flor.

La flor del azafrán podría ser perfectamente la flor de Cleopatra, ya que una de las primeras referencias históricas de la aplicación del azafrán procede del Antiguo Egipto, donde la reina de los faraones la utilizaba como esencia aromática y seductora.

Vídeos complementarios sobre el cultivo del azafrán:

Fuente fotografía: ipeace.us

¿Por qué bailo?

Hoy os traigo este vídeo y mi reflexión.

Por qué bailo es un película sobre el pole dance y la mujer, haciendo reclamo de sus propios cuerpos y de ellas misma. Con este vídeo se beneficia a “California Women’s Law Center” luchando por la justicia social para mujeres y chicas. Se puede adquirir en:  whyidance.bandcamp.com

Impactante forma de comenzar: “porque la expresión de mi sexualidad no es negativa“, resaltando la integridad, la inteligencia y autonomía de la mujer.

Durante todo el vídeo podemos ver mensajes de mujeres que son inmigrantes, chefs de cocina, escritoras, psicologas, profesoras, activistas, hijas, hermanas pequeñas, madres, amigas…

Las bailarinas somos mujeres normales que expresamos sentimientos, inquietudes y pasiones a través del baile y de nuestro cuerpo en movimiento. Determinados estilos o bailes llevan a la confusión, están en bocas llenas de críticas sucias y de malas interpretaciones. No es raro escuchar algún que otro comentario como: mira guarrillas bailando. Señores, señoras siento comunicarles que están equivocados podrán interpretar la danza del vientre, pole dance, y otros estilos como bailes con connotaciones sexuales de forma negativa, pero les aseguro que no es así.

¿Por qué bailas?

¡Porque es algo que me llena!

¡Porque mi cuerpo es mío!

¡Porque despierta mi poder interior!

¡Porque me encanta!

¡Porque expresa mi verdad, mi fuego y mi amor!

¡Porque este baile curó aquello que ellos intentaron romper!

¡Porque puedo!

¡Porque vale la pena celebrarlo!

Porque somos mujeres y estamos empoderadas. Somos mujeres y nuestra fuerza radica en el hecho de que no somos constantes, pues el ritmo del cambio es el ritmo del universo.

“Tanto en los relatos del pueblo celta como en las posteriores leyendas sobre el rey Arturo aparecían mujeres místicas que eran las representantes terrenales de la diosa de la soberanía o de la tierra. Como en el caso del personaje Soberanía, eran capaces de ofrecer los dones de la creatividad, la sabiduría y el reinado divino, y a través de su matrimonio con ellas, los reyes celtas adquirían el derecho divino a gobernar. De ese modo, su autoridad y el honor de su reino quedaban míticamente ligados a la diosa de la tierra, siempre y cuando cumplieran con los requisitos de guiar a su pueblo y ser fieles a su gente”.

” El hecho de que durante la historia se le haya negado a la mujer la posibilidad de experimentar la espiritualidad en forma activa la ha llevado a aceptar una religión estructurada y dominada por los hombres, y evidentemente también ha tenido como resultado el total desconocimiento de su propia espiritualidad innata”.

Párrafos extraídos del libro: Luna Roja de Miranda Gray.

Mujeres del mundo somos dueñas de nuestra propia soberanía y de expresarla con nuestro cuerpo, porque por suerte podemos bailar…

¡Incluye a una bailarina en tu vida!

El otro día mi amiga Lola me envío este post: Búscala, del blog “Entrada Agotada”. Me ayudó a corroborar que me encanta estar loca y rodearme de personas locas, y además me sirvió de inspiración para hacer mi propia versión de “Incluye a una bailarina en tu vida”:

“Búscate a una bailarina, a una apasionada por la vida. A una danzarina que viva cada día con intensidad, bailando cada instante de la vida con pasión, como si fuera a ser el último instante de su inspiración.

alt "the ballerina project" title"the ballerina project"

Fuente: The ballerina project. passepartout.olivianita.com

A esa persona especial que emana emoción, que no le importa estar en casa, en un museo o  en una estación de tren, aquella que baila sin bailar, con sus gestos, su mirada, elegancia y sonrisa. A esa bailarina que ha aprendido que su posición alineada es una muestra de su seguridad, constancia y de su fortaleza interior. A esa chica que no le importa que los obstáculos quieran tirarla al suelo porque ella siempre tendrá un paso para superarlos, con o sin música, ella siempre baila con su emoción.

A una persona mágica y especial, pues te valora tal y como eres, al natural, e intenta que tus virtudes bailen con tus defectos. Porque es fácil amar las virtudes pero lo difícil es amar los defectos.

Al mismo tiempo te recuerda que tu también puedes bailar, que hay que encontrar un equilibrio entre nuestra parte irracional y racional. Que la humildad es un regalo que conduce a la sabiduría y que cuando amamos la sencillez nos damos cuenta que no hace falta hacer mil y una piruetas para impresionar porque un simple movimiento sencillo cala mucho más.

Bailarina sensible y alegre a la vez, sabes gritar, reír, y también llorar, sabes controlar tu carácter porque has aprendido que hay momentos donde expresas la fuerza de un huracán y otros el movimiento delicado del aroma de una rosa al natural.

Muchas gracias bailarina sin igual, cada día te quiero más y me recuerdas que todos podemos bailar”.

Ana Belén García.

Belly Dance Adiemus. ¡El arte de ser!

Se trata de sentir, no importa procedencia, escenario, mar, montaña, castillo, roca o piedra. Simplemente coge un instrumento, sin olvidar que el mejor que puedes tener es mover tu cuerpo con la ayuda de tu alma y de tu espíritu.

Os dejo este precioso vídeo que he encontrado en los mundos del Youtube:

Me parece muy interesante ver la esencia de cada bailarina, el particular estilo de cada una, ahí está la diferencia, en el arte de ser nosotras mismas. No hay movimiento mal representado porque todo es creación.

Durante tiempo se ha estudiado el movimiento, se ha perfeccionado, interiorizado, pero llega un momento en el que éste se libera y surge tu carisma, tu naturalidad y tu estilo.

Hace unos días escuché en una meditación guiada una reflexión que me llegó profundamente, interiorizando rápidamente el significado y mi propia interpretación. Ésta decía: “Una Margarita puede querer ser como una Rosa. Oler como ella, tener su textura, sus espinas y su variedad de colores. Pero si la Margarita consigue ser una Rosa, se perderá la magia, virtud, cualidades y autenticidad de ser una Margarita”

Danzarinas del mundo, os invito a aprender de las Rosas pero no olvidéis que es muy hermoso ser una Margarita propia, con el conocimiento adquirido pero brillando con vuestra propia esencia.

Nos reuniremos pronto…

¿Vibras? Yo te invito …

Todo depende de tu mirada, tú decides si te hace vibrar. Cada lugar es único e irrepetible, nos puede llamar la atención un olor, una calle, una mirada ….

Hay lugares en tu vida que te llegan al alma y que forman parte de ella para siempre. Tal vez sólo se ha estado en ellos una vez, pero esos escenarios han sido testigos de conversaciones que marcaron nuestras vidas, de decisiones trascendentales, de momentos que se graban para siempre en rincones más inexplorables de nuestra memoria. Un banco en un parque remoto, una farola en el cruce de dos calles, una pequeña plaza, el escalón de un portal. Son lugares del alma, espacios que fotografiamos mental y anímicamente para la posteridad” Libro: Sonrisas de Bombay. Jaume Sanllorente.

El párrafo anterior refuerza mi descubrimiento de ayer en palabras de Enriqueta Olivari: “Cuanto más natural y sencillo mejor” “El poder de lo sencillo es increíble, cuanto más sencillo más cala”.

En una ocasión escribí que viajar es la mejor asignatura de la universidad de la vida, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que hay muchas asignaturas en la universidad de la vida que valen la pena experimentar. El conocer a personas interesantes también te hace vibrar, por suerte podemos encontrarnos con personas así todos los días, simplemente con una mirada y una palabra, también con una frase, un discurso, o una historia, pero depende de nosotros, todo depende de nosotros y de nuestra mirada. Una vez leí en el libro: El poder invisible de la acción: “el maestro llega cuando el alumno está preparado”. Todas las personas que aparecen en nuestra vida aparecen porque tenemos que aprender alguna lección.

Aplicado a la danza, podemos encontrarnos con bailarinas con una técnica perfecta pero que no te hacen vibrar, y otras que con una pasión tremenda te hacen sentir profundamente cada gesto, mirada, ritmo, suspiro y movimiento. Por eso pienso que cuando más talleres de danza haces, cuantas más maestras y profesionales conoces, más te enriqueces.

Vídeo: Farida Fahmy dance with Mahmoud Reda in an old Egyptian movie.

Aquí os dejo un vídeo realmente precioso de Kseniya Simonova: “Beautiful Morocoo”.

Descubriendo que la sencillez de la arena del desierto puede crear arte y también emocionar ….