¡San Valentín baila con Pasión!

Un año más San Valentín llega el 14 de febrero con sus flechas del amor. En artículos anteriores en Pasión Danza Oriental, descubríamos los ingredientes secretos de Cleopatra para cocinar el 14 de febrero.

Hoy vamos a profundizar un poco más en el poder de los alimentos afrodisíacos.

Si buscamos en la historia más antigua podemos encontrar fórmulas mágicas inventadas por el hombre por su afán de seducir y conquistar. Como toda búsqueda lleva consigo descubrimientos, en este caso de alimentos, plantas e ingredientes sorprendentes, en busca de la fuente del eterno placer.

alt "alimentos afrodisíacos Egipto" title "alimentos afrodisíacos Egipto"Inclusive hoy en día le atribuimos cierta carga erótica a alientos novedosos provenientes de tierras lejanas, pero las primeras referencias históricas respecto a efectos estimulantes de ciertos alimentos, como los vegetales, sobre el apetito sexual se remontan a menciones en papiros médicos en el antiguo Egipto.

Por otro lado, se cree que los europeos descubrieron este tipo de comida en la Edad Media, incorporando especias como la pimienta, nuez moscada, jengibre y menta. Toques de pasión que los caballeros de las cruzadas habían probado en países lejanos del Oriente.

Si acudimos al libro mágico del placer de todos los tiempos, El Kamasutrua, encontramos en él emblemáticos textos amorosos que indican distintas maneras de incrementar el vigor sexual con alimentos como la leche y la miel, reconocidos como fuentes de energía.

En nuestro recorrido histórico, no podemos olvidarnos de mencionar el “Regalo de los Dioses“, el delicioso cacao, también símbolo y muestra del amor eterno.

Cogiendo como base este interesante artículo de la Nación. Os indico algunas especias reconocidas por sus cualidades afrodisíacas, con el objetivo que aderecéis vuestro manjar de pasión para esta noche:

Azafrán: Es estimulante y vasoconstrictor.

Canela: Contiene propiedades afrodisíacas y digestivas.

Clavo: Potente afrodisíaco natural muy útil también contra el cansancio mental y físico, ideal para reforzar la memoria.

Cilantro: Efecto eufórico en las mujeres (los hombres no deben consumirlo en grandes cantidades, pues supone el efecto contrario)

Comino: En la antigüedad se utilizaba para preparar filtros de amor.

Mostaza: Estimula la acción de las glándulas sexuales.

Nuez moscada: Muy potente afrodisíaco masculino. Poco efectivo para las mujeres.

Pimienta: Su origen procede del latín “pigmentum”, cuyo significado es “colorante de materia orgánica”, y los romanos la empezaron a utilizar en Egipto como droga afrodisíaca en primer lugar, y posteriormente como condimento. Es curioso leer textos latinos que hablan del calor que produce, y la sensación de voluptuosidad que da al cuerpo esta especia. También en la Edad Media se habla como estimulante sexual de este grano.

Romero: Afrodisíaco que aumenta la potencia y fortifica el corazón. Hay que beberlo en infusiones de 30g. por cada litro de agua.

¿Y para el postre? ….

UNA INFUSIÓN. ¡QUÉ OS PENSABAIS!

Receta antigua de una infusión para beber luego de una cena romántica:

Con un trocito de tul o tela que pueda filtrar, confeccionar una “bolsita”, como si fuera un saquito de té. Rellenarla con: 2 hojas de laurel, 2 cucharaditas de canela en polvo, 2 clavos de olor y 5 pétalos de jazmín. Verter agua hirviendo, dejar reposar tapada unos minutos. Endulzar al gusto con miel. Último paso: ¡Disfrutar!

“Magdalenas de Clara y Almendra”

alt "dulces árabes" Title"dulce clara y almendra""Hoy en Pasión Danza Oriental, traemos un dulce muy muy rico, ¡porque nosotras también somos muy dulces y nos gusta serlo!

La clara de huevo es un elemento históricamente utilizado en los dulces árabes. Un ejemplo de ello es el turrón, dulce tradicionalmente navideño y español de origen árabe.

Entre baile y baile y aprovechando las claras del huevo de los “bocaditos de arte” os traemos esta deliciosa receta. ¡Disfrutarla!

Ingredientes: 3 claras de huevo, 250 gramos de azúcar, 300 gramos de almendras tostadas y en láminas.

Batir las claras a punto de nieve y cuando estén muy consistentes añadir las almendras y el azúcar mezclándolo todo muy bien. Preparar una placa de horno y poner los moldes de magdalenas en ella, llenarlos hasta la mitad con una cuchara de madera e introducir en el horno. Éste estará caliente a 200ºC, bajar la temperatura a 150ºC y dejar cocer de 30 a 40 minutos. Cuidado que no se quemen, es un postre delicado, si se observa que tiene color tostado sacar del horno.

¡Bailando con la vista y el paladar!

Existe un lugar mágico, un lugar donde por momentos parece que estés en un sueño árabe. Al caminar y contemplar los mosaicos, mesas, cojines, el lujo ostentoso de sus vidrieras, techos y lámparas, el sueño se convierte en realidad. El excelente aroma de la cocina tradicional marroquí te ubica en el aquí y en el ahora, disfrutando con todos tus sentidos del regalo presente. Sí, creerme, existe ese lugar relatado y se llama Al-Mounia.

Por qué hablar de sueños, por qué hablar de ilusiones, porque la vida no para de sorprenderme. El inmenso sentimiento de gratitud invade todo mi cuerpo. ¿Alguna vez habéis sentido que la vida es maravillosa, que es infinitamente generosa con vosotros? Para aquellos que piensen que parece que esté diciendo que la vida es de color de rosa, os diré que no. Para mí, la vida no es de color de rosa, inclusive hay infinidad de mañanas que me levanto cansada de todo el peso que llevo bajo mis hombros. Pero, os puedo afirmar que gracias a momentos dulces puedes pintarla de luz, y la oscuridad simplemente desaparece.

Así es como me sentí hace dos semanas gracias a Soledad, Carlos y Marta, sintiendo la dicha de vivir y de compartir experiencias, conocimientos y risas. Por un momento me sentí como una niña, con la inocencia que conlleva el ser niño. Y es que Soledad me conoce más de lo que parecía, sabía perfectamente que me iba a sentir así de emocionada en el restaurante Al-Mounia.

Restaurante al-mounia

Ana Belén, Marta y Soledad- Restaurante Al-mounia

Como todos sabéis, mi pasión es la danza oriental, la cultura y la comida tradicional árabe. Cuando degusto sus excelentes platos, todos mis sentidos disfrutan de ello. Y me quedo despacio saboreando y agradeciendo la suerte del deleite.

Sólo hay una cosa que puede evadirme del placer del saborear y del sentir, y es el sonido de la darbuka. El ritmo marcado de sus golpes me hacen sentir viva, con un inmenso deseo de bailar descalza, sintiendo la energía de la tierra subiendo por mis piernas, dando energía a mis caderas y sentimiento a todo mi cuerpo.

DSC_0785El restaurante Al-mounia se inauguró en Madrid en el año 1968, tras tres años de obras realizadas por artesanos marroquíes, se consiguió una autenticidad originaria. Sin lugar a dudas, este restaurante es el referente gastronómico de la cocina marroquí de la capital, con más de 40 años de historia.

Espectáculo danza Oriental al-mounia

Con Layali Alkasan y Hector el Turko

La cultura árabe también está representada a través del baile y la música, gracias a espectáculos de danza oriental con percusión en directo todos los viernes y sábados.

Si sois apasionad@s de la cultura y de la cocina árabe, ya sabéis que lugar no os podéis perder en Madrid.

“Bocaditos de Arte”

Alt "bocaditos bacon y queso" Title "bocaditos bacon y queso"Tras el éxito de estos bocaditos el pasado viernes, comparto con todos esta receta. Dedicándosela muy especialmente a Irene y a Estefania. 😉

Y para seguir con la temática del blog, y ya que la masa es muy parecida a la del pan, y también hay que amasarla. He estado investigando un poco los orígenes del pan, y he encontrado que hoy en día podemos saber que en la época pre-egipcia y egipcia ya se elaboraba este alimento. Así queda representado, a través de jeroglíficos y figuritas de bronce procedentes de Asiria, en las que se pueden ver diversas operaciones de recogida y molienda del grano.

Alt "jeroglífico realización pan" Title "jeroglífico realización pan"

Fuente Wikipedia

Existen claras evidencias que muestran que en Egipto se conocían los efectos de las levaduras desde los comienzos, y cómo estas se utilizaban para la elaboración del pan y de la cerveza. Por ejemplo, según encontramos en Wikipedia, se descubrieron levaduras de panificación en una vasija del periodo pre-dinástico antiguo (ca. 4000 – 3500 a. C.).

¿Preparados para cocinar deliciosos bocaditos de arte? Sin más demora, prepararos para amasar…

Ingredientes: 250 gramos de harina, medio sobre de levadura, 50 gramos de mantequilla, 100 gramos de queso rallado, 1 paquete de bacon a trocitos, medio vasito de leche, sal y pimienta blanca, 2 yemas de huevo.

Preparación: Tamizar la harina con la levadura, añadir un pellizco de sal, espolvorear con un poco de pimienta. Derretir la mantequilla al microondas y añadirla a la mezcla anterior. Incorporar el queso, el bacon y la leche.

Mezclar muy bien y amasar la preparación anterior. Una vez que esté compacta, extender la masa con la ayuda de un rodillo, hasta que quede una lamina de un centímetro de grosor aproximadamente. Con la ayuda de un vasito de chupito, o con un cortapastas, cortar la masa. Pintar los bocaditos con la yema de los dos huevos y hornear hasta que estén dorados a una temperatura de 200 grados (aproximadamente 15 minutos).

Dejar enfriar antes de servir y degustarlos lentamente, mientras te los comes están buenos pero el sabor del instante de después es todavía mejor. 😉

El baile del yogur y la granada.

La granada es una fruta que aporta multitud de beneficios para la salud, tiene un gran poder antioxidante y algunos especialistas afirman que estimula el deseo sexual, es más los más atrevidos la denominan “La viagra natural”.

Lo cierto es que esta fruta posee un gran atractivo visual, tanto por fuera como por dentro. Inclusive os podría dar la idea de utilizar este fruto para adornar nuestras mesas en la ya cercana Navidad, haciendo unos centros de mesa realmente atractivos. En la página rustik chateaux nos aportan varias ideas decorativas con granadas, como podéis comprobar son realmente originales y elegantes. 

Si buscamos un poco de historia referente a esta variedad de fruta, encontraremos que en Egipto el granado se cultivó desde los tiempos de la XVIII dinastía, a principios del segundo milenio Antes de Cristo, empleándose sus frutos en un zumo muy preciado. Si seguimos documentándonos, hallaremos que los árabes introdujeron la granada en España, desde donde fue exportada a América tras la conquista, extendiéndose rápidamente por todas las zonas tropicales y subtropicales desde California hasta Chile.

En la cultura popular de muchas civilizaciones esta fruta ha sido un símbolo de fertilidad, debido a su elevado número de semillas rojas.

Como ya sabemos, en el antiguo Egipto se utilizaban muchas medicinas naturales. Por lo que no sería de extrañar que también utilizaran la granada por el citado gran poder antioxidante, ya que gracias a éste se ayuda a frenar el proceso de envejecimiento y a mantener la piel sana. Además la granada ayuda a prevenir enfermedades del corazón y a mantener una buena salud cardiovascular.

A la hora de utilizar este fruto para cocinar, se puede utilizar de múltiples maneras, ya sea para consumirse de forma fresca como postre, o para realizar ricos zumos. Sus granos rojizos pueden acompañar algunos postres, ensaladas u otros platos más elaborados, aportando un color y sabor diferente y propio.

Hoy me voy a atrever a realizar un postre con yogur. El yogur es uno de nuestros ingredientes preferidos, en Pasión Danza Oriental hemos preparado desde postres hasta platos como los deliciosos macarrones con yogur. En esta ocasión los granos de la granada bailarán con el cremoso yogur griego, aportándole un brillo rojizo realmente hermoso.

postre yogur con granadaPara realizar este postre necesitaremos los siguientes ingredientes (para 4 personas): Granos de granada, 2 yogures griegos, 4 sobaos (1 por persona), 4 cucharaditas de miel.

Cortar los sobaos en cuadrados, un sobao por persona. Disponer los trocitos en unas copas decorativas, añadir unas cucharadas de granos de granada (según el gusto). Dividir el contenido de los yogures en cuatro partes, es decir cada yogur sería para dos personas. Añadir a la copa reservada, coger una cucharadita de miel y verter sobre el yogur a modo decorativo, adornar con más granos. Estas medidas dependerán del tamaño de la copa, si son copas grandes se podría utilizar un yogur por persona, en este caso he utilizado copas para Martini, por lo que he adaptado las medidas a éstas.  

¿Listos para que vuestros paladares bailen con tan rica combinación de sabores?

Macarrones al Yogur

¡Va siendo hora de que cocinemos un poco!, ya que teníamos un poco olvidada esta sección. En esta ocasión he pensado en seguir utilizando uno de los ingredientes estrella dentro de la cocina árabe: el yogur.

He recuperado de mi baúl una receta que salía en un fascículo de una revista que trataba sobre cocina egipcia.

macarrones al yogurPara preparar este plato necesitaremos los siguientes ingredientes (para 4 personas): 400 gramos de macarrones rayados, 4 dientes de ajo, 350 gramos de yogur (en esta ocasión he utilizado un yogur natural de leche de cabra, procedente de la agricultura ecológica de la marca Carrefour), 1 cucharada de perejil picado, 1 cucharadita de hierbabuena, una pizca de pimienta de cayena o pimienta roja, 3 cucharadas de aceite de oliva, pimienta negra y sal.

Nota: Como no encontré pimienta de cayena, lo que hice es comprar una mezcla que contenía diferentes pimientas de la marca “Ducros” y que se llama 5 bayas (con molinillo para moler el contenido). Por lo que, he sustituido la pimienta roja y la negra por esta mezcla.

¿Te has puesto el delantal? Pues entonces “manos a la cocina”. Preparación:

Cuece los macarrones en agua con sal, cuando estén cocidos retíralos, escúrrelos y resérvalos en una fuente tapada para que no pierda el calor. Mientras se cuece la pasta dora los dientes de ajo picados finamente (a mí me gusta hacerlo en forma de cuadraditos pequeños) en una cazuela de barro, junto con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén dorados, retira del fuego, espera un minuto aproximadamente, para que no esté tan caliente y añade el yogur, el perejil, la hierbabuena, espolvorea con un poco de la mezcla de pimienta y añade sal al gusto (recomiendo probar la salsa y aliñar al gusto). Vuelve a calentar la salsa a fuego lento y remuévela con cuidado.

Finalmente solo queda cubrir los macarrones con la salsa de yogur, volver a probarlos y añadir sal en el caso de que lo necesite.

Nota: ¡No indicado para paladares conservadores y clásicos! Son sabores a los que no estamos muy acostumbrados, si te gustan las especias y los sabores diferentes te ánimo a que lo pruebes, de lo contrario acude a la clásica salsa de tomate 😉 ¡Feliz Salsa!

Helado de Naranja

alt "helado naranja" Title "helado naranja"

Me encanta el verano porque puedo disfrutar a todas horas de uno de mis dulces preferidos “el helado”. Sé que el helado no es exclusivo del verano, ya que en invierno también podemos degustarlo, pero es en esta época cuando particularmente lo disfruto más. Desde hace muchos años elaboramos en casa helado de limón, he pensado en hacer una variación y realizar uno de naranja. Sé que no es la mejor época para saborear la naranja, pero como hace unas semanas os indicaba un delicioso bizcocho de naranja, he pensado en seguir ampliando mi recetario con este cítrico como ingrediente preferente.

Coger nota e intentar hacer este delicioso helado, seguro que os gusta.

Ingredientes: 250ml de nata para montar, medio vaso de zumo de naranja, 200 gramos de azúcar, 3 claras de huevo.

Preparación: Batir la nata con 100 gramos de azúcar, reservar. Montar en otro recipiente las claras de huevo a punto de nieve, adjuntar poco a poco los otros 100 gramos de azúcar. Añadir a esta última mezcla la nata batida anteriormente y el zumo de naranja mezclándolo poco a poco y con movimientos envolventes. Introducir esta mezcla en un molde de plástico y meter al congelador hasta que el helado esté congelado. Desmoldar y adornar al gusto.

Notas a tener en cuenta:

– Al batir la nata con el azúcar tener cuidado con el punto que se le da, ya que si nos pasamos batiendo se convertiría en una especie de crema muy parecida a una crema grumosa de mantequilla batida con azúcar. Yo suelo utilizar unas varillas eléctricas para batir pero si os veis con energía podéis hacerlo a mano.

– Os advierto que el helado con estas proporciones de azúcar queda dulce, en mi casa somos muy golosos y nos gusta lo dulce. Pero realmente el dulzor también dependerá del sabor de la naranja, si utilizamos una naranja muy dulce cambia a si utilizamos una más acida. Lo mejor es probar y adaptar al gusto.

– En la decoración del plato he utilizado sirope de chocolate, porque pienso que casa muy bien con este tipo de helado. Como podéis comprobar en la fotografía también he utilizado galletas de corte helado junto con barquillos de chocolate. Otra opción sería utilizar naranja confitada para adornar, así como fideos de chocolate o sirope de naranja. Mi consejo es que utilicéis vuestra  imaginación y le deis vuestro toque especial.

Sin más demora allá voy, a disfrutar de mi delicioso helado de naranja. Espero vuestras aportaciones.

Fotografía: Ana Belén García.