¡Salvemos a las belly dancers!

Hace unas semanas leí varias noticias sobre “I Saved My Belly Dancer” (Yo salvé a mi bailarina de danza del vientre), una joya de 12 minutos de Youssef Nabil.

El vídeo está inspirado visualmente en el cine egipcio de oro de los años 50, destacando  en la obra elementos que reflejan su relación con su país natal, acompañados al mismo tiempo de sus fantasías en su “soñada América”.

El artista ha estado trabajando intensamente en esta exposición tres largos años. Para ello ha utilizado fotografías en blanco y negro, en las que fotograma a fotograma colorea grano a grano, aportando colores vivos que seducen gracias a su frescura.

El artista pretende dibujar poéticamente la nostalgia de su Egipto añorado, utilizando como nexo de unión su fascinación por las bailarinas del vientre, con éste colorido alegre, al igual que lo son los vestidos y la ropa para bailar danza oriental o danza del vientre.

Ésta obra, que es la segunda exposición personal del artista, estará expuesta del 6 de noviembre de 2015 hasta el 6 de enero de 2016 en La Galería Nathalie Obadia de París.

Podéis contemplar todas las fotografías de la exposición en la página web de Youssef Nabil.

Los protagonistas Tahar Rahim, actor francés de origen argelino, y la hermosa actriz mexicana de origen libanés Salma Hayek aparecen sin diálogo, sólo hay movimiento y unas imágenes llenas de surrealismo y simbolismo.

Las fotografías pintadas a mano están inspiradas en los carteles de películas y anuncios de gran formato del cine egipcio de mediados del siglo XX.

Aprovechando este nexo de unión entre el cine y el mundo del belly dance, dedicaremos algunas reflexiones y aportaciones entre la aparición de imágenes de bailarinas (actrices o figurantes) en el mundo de la televisión e industria cinematográfica americana. Algunas de estas imágenes merecen ayuda para salvar a la bailarina porque algunas tienen connotaciones negativas, debido a la expresión altamente sexual de las mismas.

Como indica Alkahira en “Historia y otros hechos acerca de la danza de vientre”: En el siglo XX, la industria del cine egipcio superó al de Hollywood. La danza árabe fue utilizada por muchos cineastas de la época. Estableciéndose así una norma para la danza del vientre, surgiendo el estilo cabaret, una mezcla de los valores artísticos de Oriente Medio y las influencias occidentales.

El vestuario transparente de dos piezas en realidad, fue una invención del cine de Hollywood para hacer que esta danza fuera más fascinante y glamurosa, ajustándola así a la industria cinematográfica floreciente. Lo que llevó posteriormente a una confusión y mal entendimiento de la danza del vientre. Pero al público tradicional y más clásico del mundo musulmán, no le gustaba este nuevo vestuario, porque tradicionalmente no se debe mostrar el estómago en público. Poco a poco, las bailarinas profesionales árabes comienzan a utilizar zapatos de tacón alto para bailar y a introducir cambios en los trajes clásicos egipcios, pareciéndose cada día más al ballet occidental, con faldas hasta la rodilla y con blusas transparentes, la danza del vientre se convertía así en un estilo cabaret.

En el artículo sensualidad versus sexualidad de Pasión Danza Oriental , ya reflexionábamos de como el recurso sexual ha sido utilizado en películas de Hollywood, mostrando a la bailarina como un objeto sexual.

A continuación os indicamos estos enlaces de vídeo de un canal de Youtube, donde se han encargado de recopilar imágenes de bailarinas de belly dance en series de televisión y películas.

Mirad qué casualidad pero en esta recopilación se han dejado la famosa escena de baile de Salma Hayek en la película de: “Abierto hasta el amanecer”.

¿Qué opináis salvamos la imagen de algunas belly dancers? Yo creo que sí 😉

Danza Oriental, nada es lo que parece…

Nada es lo que parece, una sombra, una silueta moviéndose sinuosamente como una serpiente encantada. Movimientos ondulantes, puros femeninos ¿o no?

Es en ese momento cuando te giras y traspasas los límites de la sociedad:

Y es en ese preciso instante cuando soy consciente de que la danza traspasa todos los estereotipos.

Porque por suerte las mujeres pueden vestirse de más de un color, no sólo en color rosa y a los hombres les quedan muy bien otros colores no sólo el azul, como por ejemplo el rojo.

Porque por suerte los hombres también bailan, escapándonos de estereotipos arraigados y los roles de género de que la danza es una actividad femenina.  Puedes ser un hombre elegante moviéndote con tu técnica y estilo, interpretando una canción romántica y al mismo tiempo ser  fuerte y masculino, frágil y tremendamente atractivo.

Llega el momento en el que las luces se apagan y desapareces con el sonido gratificantes de las palmas de las manos al aplaudir, convirtiéndose en una melodía más fácil de interpretar. Y allí detrás del telón sigues siendo tú, sin importar de dónde vienes o lo que piensen los demás…

Reinventando la Danza del Vientre con el elemento agua.

Todo comenzó cuando un día leí este artículo en inglés. Alay’nya nos comunica en el título de su artículo que la danza oriental o Belly Dance nació en el agua.

Según la autora, bailar en el agua nos ayuda a crear un movimiento de brazos más natural, elegante y sensual, sobre todo en las ondulaciones conocidas por muchas personas como “Snake arms” o brazos de serpiente.

Pero bailar danza del vientre en el agua no solamente aporta elegancia y fluidez en tus brazos, sino que nos ayuda con la técnica pélvica de forma flexible y ágil. Elige tu grado de elegancia y fluidez y ponte a practicar, cuando más lo hagas mejor saldrá.

El practicar danza oriental en el agua te ayuda también a fortalecer otras partes de tu cuerpo, como la espina dorsal, la tensión en la muñeca y a liberar el cuello, consiguiendo un movimiento más natural, elegante y una expresividad única.

Si quieres practicar y también enseñar esta técnica en el agua, os dejamos algunos consejos y tips de Alay’nya en este vídeo:

La música relajante te conducirá todavía más a las maravillosas ondulaciones. ¿Estás preparada para nuevas experiencias? Cuando trates de bailar danza oriental y moverte en el agua, la capacidad natural de flotar te ayudará a poner en libertad tu cuello y cuerpo, espina dorsal y la pelvis, la sensación de menos peso al estar dentro del agua te permite hacer un trabajo para fortalecer y perfeccionar tu movimiento.

¿Os digo un secreto? Últimamente no he podido escribir mucho en el blog debido a que estaba practicando mis movimientos en el agua 😉

Es maravilloso descubrir como una danza tan milenaria como la danza oriental nos puede ayudar a hacer un trabajo físico reinventando la danza y consiguiendo efectos beneficiosos para la salud. Una nueva conciencia corporal que nos ayuda a regular nuestros movimientos y a perfeccionar la elegancia y nuestro estilo propio.

Danza, la elegancia fotografiada.

Una gran amiga compartió conmigo este precioso artículo, hoy os presento mi versión para Pasión Danza Oriental.

Los bailarines cuentan con mucha pasión y determinación. Ser un buen bailarín requiere de mucho trabajo y practica, y todavía más si quieres ser genial. ¿Os parece familiar? Seguro que sí, como muchas cosas en esta vida, cuando más practicas más oportunidad tienes de mejorar y destacar. Las personas hemos nacido para ser diferentes, únicos, con nuestro estilo y personalidad.

Hay muchas personas que en silencio observan a los bailarines, sentados desde la butaca de un teatro o a pie de calle. A  estos observadores les gustaría moverse con esa gracia y elegancia. Contar con esa fortaleza en sus piernas y brazos, que nos recuerda que la constancia y la dedicación tiene su recompensa. Ésta va más allá del aplauso del público, la satisfacción por la superación se queda tatuada en el corazón y en el alma del bailarín.

Qué mejor regalo que captar para siempre el sentimiento y la emoción del bailarín, la buena fotografía es capaz de capturar el lenguaje del alma. Comparto estas imágenes que logran transmitir el lenguaje oculto del alma del bailarín, con su pasión y fuerza, así como la destreza y habilidad de los artistas a la hora de congelar el momento.

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dune danse by stephan brauchli

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Bellydance by carlos Esteban Solis

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Action by Sergey Sukhovey

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dance by iwan kristiana

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Belly dancer by Gunes Demir

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Out of the green by Tomer Jacobson

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dancing with light by Shakilow Neel

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Children practicing ballet by Hero Images

 

Baila con su esencia

No te quedes en la forma sino con la esencia que hay detrás de esa forma…

alt "esencia" title "esencia"

Fuente imagen: http://www.shurya.com

Hace unas semanas publiqué a través de Facebook el cuento del abuelo y su nieto, éste era relatado en la Sección de la Taberna del Derviche Blanco, programa Espacio en Blanco de Radio Nacional de España.

Hoy os comparto otro cuento también entre un abuelo y su nieto, con la misma esencia pero con diferente forma:

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espíritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:

– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:

– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí mismo) nunca muere. Él está en ti y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme, replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:

– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

El anciano dijo:

– Ahora quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:

– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

Fuente: un pasaje de los Upanishads encontrado en el libro “Cuentos espirituales de la India” de Ramiro A. Calle

 

¿Cómo unimos toda esta sabiduría con la danza? Este es el resultado

Me costó conectar con la esencia porque desde muchas clases de danza se centran en la forma, en la coreografía, en el movimiento, he descubierto otra forma de conectar, y cuando lo consigues te das cuenta de ello, porque la danza vive, vibra y esa esencia es la que conecta con el público.

En este vídeo se muestra esa pasión, ese ser individual, que nos hace ser bailarinas diferentes, no somos copias, ni replicas, las copias y las replicas no viven, aquellas bailarinas que conectan con su esencia permanecen siempre vivas.

Algunos comentarios que destacan en el vídeo:

– “Las mujeres se convierten más independientes de su cuerpo”.

– “Los movimientos son la música, es como escribir música. Siento que escribo la música con mi cuerpo”.

– “Belly Dance es una forma de expresarme por mi misma. Es un arte único, me siento de forma diferente cuando bailo esta danza, de forma muy diferente a cuando bailo otros tipos de baile”.

– “Te abres a todo el mundo”.

– “Nada me ha dado tanta paz como esta danza me ha dado”.

– “Situar a las mujeres en lo que hacen y que tomen decisiones por ellas mismas”.

– “Que las mujeres se apoyen unas a otras, bailen juntas, rían”…

Como habéis podido comprobar cada profesional tiene su estilo, y éste está regido por su esencia. Disfruta de tu esencia y nútrete de la esencia de otras personas, profesionales y bailarines que te encuentres por el camino..

En ocasiones nos cuesta ver esa esencia sutil, pero créeme está ahí.

Ana Belén.

La danza del vientre masculina en Turquía

Hace un tiempo leí y vi un vídeo muy interesante en Deutsche Wellesobre la danza del vientre masculina en Turquía. El mencionado artículo me inspiró para hacer mi propia versión en Pasión Danza Oriental y aportar más información sobre el tema.

En el Imperio otomano, la danza del vientre no era exclusiva de las mujeres, siendo parte de una antigua tradición la danza efectuada por hombres. Es más, tradicionalmente los hombres eran los encargados de actuar para otros hombres, y las mujeres sólo podían bailar ante mujeres. Poco a poco esta tradición fue desapareciendo y quedó relegada a los ambientes homosexuales, siendo las mujeres las protagonistas del baile y la tradición turística de la zona. Ahora, los bailarines están recuperando el territorio perdido y podemos encontrar grandes bailarines de danza del vientre en grandes espectáculos. ¡Porque por suerte los chicos también bailan!

La sociedad turca es una sociedad muy conservadora y el bailarín masculino es visto con mucho recelo, como bien indica Erhan Ay, te tienes que enfrentar a muchos prejuicios. Para Erhan, ha sido muy importante contar con el apoyo incondicional de su madre, fue gracias a ella que descubrió a amar la música y el baile.

El cine ha contado su propia historia de la danza del vientre para hombres, y en este género han intentado expresar el resurgimiento de la danza como una afirmación de la autoestima en la escena homosexual.

Aunque la sociedad turca es muy conservadora, también está la otra parte, aquellos que quieren expresar cómo son, sin miedo y con libertad. Las bailarinas de la danza del vientre en Estambul no se sienten amenazadas por el resurgimiento popular de este estilo de danza por parte del hombre, y lo ven como un paso positivo.

Los turistas se quedan sorprendidos en sus visitas a Turquía cuando en espectáculos ven aparecen a un hombre, se quedan impresionados y tienen reacciones muy diversas. Acostumbrados a ver siempre a bailarinas de danza del vientre no se imaginaban que los hombres también pueden bailar este estilo.

El bailarín de la danza del vientre masculina tiene varias salidas profesionales:

– Salir de gira internacional fuera de Turquía, probablemente la mejor manera de ganarse la vida.

Fiestas privadas, ganando más dinero que en otros tipos de espectáculos.

Dar clases a otros hombres que quieren aprender a bailar danza oriental consiguiendo que la tradición siga perdurando y siendo parte de la Turquía moderna.

¿Qué mejor manera que terminar este interesante artículo que con un vídeo Erhan Ay? En el podemos ver que no hace falta vestirse con fantasía y adornos para mostrar un baile tan hermoso y elegante.

¡Preparándonos para el verano de la manera más sexy y divertida!

Hace un mes leí un artículo muy interesante en mujer hoy, en él nos hablaban de diferentes estilos de baile para ponernos en forma. ¿Dónde tienes el bikini? Ves sacándolo del armario.

Si eres de las que no les gusta salir a correr o machacarse en la sala de máquinas de los gimnasios, existen otras actividades con las que podrás mejorar tu fuerza, flexibilidad y coordinación. ¡Es lo que tiene el baile! que además de beneficios físicos también conseguimos mejoras emocionales que nos ayudan a mejorar nuestra autoestima y a sacar nuestro lado más sensual. Compartimos los estilos de baile del momento:

– Pole dance: También conocido como ‘el baile de la barra’. Esta modalidad ha pasado de asociarse al mundo de strippers y se ha convertido en una auténtica moda. Kate Moss, Shakira y Demi Moore han sido algunas de las celebrities que han moldeado su cuerpo con este sugerente baile. El pole dance combina fitness, danza, acrobacia y sensualidad.

– Sexy Chair: Sólo necesitas una silla para convertirte en una auténtica ‘femme fatal’. Aprende a caminar de forma sensual hacia la silla y baila sobre ella convirtiéndola en tu mejor arma de seducción.

– Bailes latinos: A ritmo de salsa, bachata, merengue o chachachá conseguirás quemar calorías, tonificar tus músculos y reducir el estrés.

– Danza del vientre: Muestra tu lado más femenino a la vez que refuerzas la musculatura de la zona abdominal y pélvica. De igual modo, mejorarás la postura corporal y aumentarás tu flexibilidad. Salma Hayek y Shakira no han podido resistirse a los movimientos hipnóticos de la danza oriental.

– Sh’ Bam: Se trata de un entrenamiento basado movimientos de baile muy sencillos y pasos de aerobic muy básicos. Deja salir la artista que llevas dentro y diviértete danzando al ritmo de la música más actual.

– Zumba: Mezcla bailes latinos con ejercicios aeróbicos. Es la opción más eficaz para bajar de peso y mejorar el estado de ánimo. Los movimientos de la salsa, el reggaetón y el samba ese toque erótico a esta modalidad. Pero si además le ponemos un toque de danza oriental este es el resultado:

Si tienes que elegir, quédate con el baile es mucho más divertido y tu cuerpo además te lo agradecerá.

¡1,2 y 3 yo bailaré todos lo veréis!