El Elemento Agua: Ondulaciones en la Danza del Vientre.

Esta semana va de agua la cosa, hace unos días publicamos en Pasión Danza Oriental: Reinventando la danza del vientre con el elemento agua. Por eso hoy, vamos a compartir más contenido interesante referente a esta temática.

La danza oriental nos ayuda a conectarnos con la naturaleza, los elementos: fuego, agua, tierra y aire están presentes y son expresados a través de los movimientos. Nuestro baile es una manifestación de lo que somos y lo que sentimos, el lenguaje corporal es la expresión del alma, por eso hoy vamos a conectar con nuestra esencia gracias a esta danza ancestral y tomando para ello de nuevo el elemento agua.

El Agua nos aporta calma, el mar o el sonido del agua en la madre tierra deslizándose sobre ella se complementan y unen. El agua puede tomar la fuerza de una ola huracanada y también puede permanecer tranquila. Recordándonos a nuestras emociones, en algunas ocasiones en calma y en otras revueltas, juguetonas e inclusive furiosas. Por eso ubicamos algunos de los movimientos con la simbología agua en el corazón y en el pecho. Los movimientos que nacen de esta parte del cuerpo, ondulaciones sinuosas o movimientos lunares son la expresión corporal de este elemento.

No os perdáis este vídeo tan espectacular que hemos encontrado en los mundos del youtube, sin lugar a dudas el sueño de todo océano:

Dentro de ese relajante mar lleno de peces de colores, nos quedamos hipnotizados con las ondulaciones de la bailarina vestida de rojo. ¿Existe una mejor manera de representar y explicar el elemento agua en la danza del vientre?

 

Reinventando la Danza del Vientre con el elemento agua.

Todo comenzó cuando un día leí este artículo en inglés. Alay’nya nos comunica en el título de su artículo que la danza oriental o Belly Dance nació en el agua.

Según la autora, bailar en el agua nos ayuda a crear un movimiento de brazos más natural, elegante y sensual, sobre todo en las ondulaciones conocidas por muchas personas como “Snake arms” o brazos de serpiente.

Pero bailar danza del vientre en el agua no solamente aporta elegancia y fluidez en tus brazos, sino que nos ayuda con la técnica pélvica de forma flexible y ágil. Elige tu grado de elegancia y fluidez y ponte a practicar, cuando más lo hagas mejor saldrá.

El practicar danza oriental en el agua te ayuda también a fortalecer otras partes de tu cuerpo, como la espina dorsal, la tensión en la muñeca y a liberar el cuello, consiguiendo un movimiento más natural, elegante y una expresividad única.

Si quieres practicar y también enseñar esta técnica en el agua, os dejamos algunos consejos y tips de Alay’nya en este vídeo:

La música relajante te conducirá todavía más a las maravillosas ondulaciones. ¿Estás preparada para nuevas experiencias? Cuando trates de bailar danza oriental y moverte en el agua, la capacidad natural de flotar te ayudará a poner en libertad tu cuello y cuerpo, espina dorsal y la pelvis, la sensación de menos peso al estar dentro del agua te permite hacer un trabajo para fortalecer y perfeccionar tu movimiento.

¿Os digo un secreto? Últimamente no he podido escribir mucho en el blog debido a que estaba practicando mis movimientos en el agua 😉

Es maravilloso descubrir como una danza tan milenaria como la danza oriental nos puede ayudar a hacer un trabajo físico reinventando la danza y consiguiendo efectos beneficiosos para la salud. Una nueva conciencia corporal que nos ayuda a regular nuestros movimientos y a perfeccionar la elegancia y nuestro estilo propio.

Danza, la elegancia fotografiada.

Una gran amiga compartió conmigo este precioso artículo, hoy os presento mi versión para Pasión Danza Oriental.

Los bailarines cuentan con mucha pasión y determinación. Ser un buen bailarín requiere de mucho trabajo y practica, y todavía más si quieres ser genial. ¿Os parece familiar? Seguro que sí, como muchas cosas en esta vida, cuando más practicas más oportunidad tienes de mejorar y destacar. Las personas hemos nacido para ser diferentes, únicos, con nuestro estilo y personalidad.

Hay muchas personas que en silencio observan a los bailarines, sentados desde la butaca de un teatro o a pie de calle. A  estos observadores les gustaría moverse con esa gracia y elegancia. Contar con esa fortaleza en sus piernas y brazos, que nos recuerda que la constancia y la dedicación tiene su recompensa. Ésta va más allá del aplauso del público, la satisfacción por la superación se queda tatuada en el corazón y en el alma del bailarín.

Qué mejor regalo que captar para siempre el sentimiento y la emoción del bailarín, la buena fotografía es capaz de capturar el lenguaje del alma. Comparto estas imágenes que logran transmitir el lenguaje oculto del alma del bailarín, con su pasión y fuerza, así como la destreza y habilidad de los artistas a la hora de congelar el momento.

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dune danse by stephan brauchli

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Bellydance by carlos Esteban Solis

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Action by Sergey Sukhovey

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dance by iwan kristiana

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Belly dancer by Gunes Demir

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Out of the green by Tomer Jacobson

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dancing with light by Shakilow Neel

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Children practicing ballet by Hero Images

 

Bailando en Tribu

El otro día una amiga compartió conmigo este texto, seguramente ya lo habéis leído alguna vez, pero en esta ocasión lo diferente es mi aportación.

Hay una tribu africana que tiene una hermosa costumbre.

Cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos le dicen todas las cosas buenas que él ya ha hecho.

Se dice que esta gente piensa que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros, deseando seguridad, amor, paz y felicidad, pero a veces, en la busca de esas cosas, las personas cometemos errores.

La comunidad ve aquellos errores como un grito de ayuda.

La tribu se reúne para reconectarlo, recordándole quien es realmente, hasta que él recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente: “Yo soy bueno”.

Sawabona es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.”

A esta frase, las personas responden Shikoba que significa: “Entonces, yo existo para ti.”

¿Preciosa tradición verdad?

Por suerte estamos recuperando tradiciones perdidas como ésta. Cada vez más, el perdón y la comprensión forman parte del día a día. Como ya he comentado en otras ocasiones, si alguien nos lastima, nos hace daño, no fue su intención, lo hizo lo mejor que sabía hacerlo, con los recursos que tenía en ese momento. Perdónale y perdónate, hay una medicina que cuanto más la das, más se crea y más cura, se llama “Amor”.

La danza oriental tiene su origen en la práctica de sacerdotisas, las mujeres se reunían danzando y daban las gracias por la fertilidad, fecundidad y el alumbramiento. Con el paso del tiempo, la competitividad se ha introducido en esta danza, dejemos la competitividad de lado y recordemos que hemos nacido para bailar juntos desde la armonía y la comprensión.

sacerdotisasFuente imagen: http://www.marca.com

Cada día, por suerte, estamos recuperando lo ancestral, sagrado, los ritos, las mujeres de hoy en día nos estamos encontrando cada vez más con nostras mismas, escuchando esa voz interior que durante un tiempo permaneció dormida, liberando nuestro verdadero “ser”, creador y sanador.

Dancemos mujeres del mundo, como en las antiguas tradiciones, en tribu, alrededor del fuego, transmitiendo energías de sabiduría, salvando a la madre tierra de tanto dolor y sufrimiento.

Que mejor forma de terminar que con esta canción que nos recuerda que la cooperación entre mujeres es la mejor forma de avanzar y crecer.

Bailar desde quienes somos

alt "danza osho" title "danza osho"Todos los días me dedico unos bailes conmigo misma, ajena a las opiniones del mundo exterior, disfruto de mi introspección. Cada día tengo más claro mi propósito de vida, este vídeo ha sido una gran inspiración y un recuerdo de que quiero compartir alegría con el mundo, quiero llevar un poquito de mi amor a personas que necesitan reencontrarse con su esencia.

Ajena a la forma, me centro en lo que siento, en quien soy y cómo puedo seguir creciendo y avanzando.

Fue un descubrimiento conocer una nueva forma de meditar a través del baile, las meditaciones de Osho, desde el tantra hasta la vivencias y talleres con Enriqueta Olivari.

“Olvida al que danza, al centro del ego; vuélvete la danza. Ésta es la meditación. Danza tan profundamente que olvides por completo que ‘tú’ estás danzando y empieza a sentir que tú eres la danza. La división debe desaparecer; entonces se convierte en meditación” Osho.

Los testimonios del vídeo están llenos de vida y de fortaleza:

– Cuando entramos en el estudio dejo atrás los problemas.

– Ser capaz de hacer algo bello, algo que los demás miren.

– Intento no ser consciente de mis limitaciones.

– Para mí, el no puedo todavía no lo he descubierto.

– Bailar desde lo que somos, sumergirnos en la belleza artística.

– El Parkinson afecta a las articulaciones, la danza te ayuda a dar grasa al movimiento, que se mantenga y no se pierda.

– Mi enfermedad ha mejorado bailando, parece increíble.

– El baile, desde el principio de los tiempos ha sido utilizado para sanar.

– Ampliar el movimiento de cada bailarín superando sus limitaciones, descubrir la danza que está escondida- ES UN RETO CREATIVO.

– Encontrar algo que te da sentido, que te motive, que te den esas ganas de levantarte por la mañana, eso es calidad de vida.

– La alegría, el optimismo, es la única medicación que no necesita receta.

– La actitud hacia la silla, como movemos esa silla, que cada gesto sea artístico.

– Ver desde fuera para percibir las posibilidades coreográficas.

– Cuanto mayor es la limitación, a veces más consciencia del espacio, tienen una sensibilidad hacia el espacio extraordinaria.

– Ser capaz de hacer algo bello que los demás admiren, de creer en mí que soy capaz de hacer esto.

– Una de mis alumnas suele comentar que a veces va a un sitio donde sólo baila ella y nadie más y pregunta ¿Quién es aquí quien tiene la discapacidad?

– Todo el mundo puede bailar, romper barreras.

– Siempre estoy sonriendo.

“Si hay división, entonces es un ejercicio: bueno, saludable, pero no se puede decir que sea espiritual. Es solamente una simple danza. La danza es buena en sí misma: Es buena hasta donde llegue. Finalizada ésta, tú te sentirás fresco, joven. Pero esto todavía no es meditación. El que danza debe irse, hasta que sólo la danza permanezca…. No te quedes fuera, no seas un observador. ¡Participa!” Osho.

Baila con su esencia

No te quedes en la forma sino con la esencia que hay detrás de esa forma…

alt "esencia" title "esencia"

Fuente imagen: http://www.shurya.com

Hace unas semanas publiqué a través de Facebook el cuento del abuelo y su nieto, éste era relatado en la Sección de la Taberna del Derviche Blanco, programa Espacio en Blanco de Radio Nacional de España.

Hoy os comparto otro cuento también entre un abuelo y su nieto, con la misma esencia pero con diferente forma:

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espíritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:

– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:

– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí mismo) nunca muere. Él está en ti y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme, replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:

– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

El anciano dijo:

– Ahora quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:

– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

Fuente: un pasaje de los Upanishads encontrado en el libro “Cuentos espirituales de la India” de Ramiro A. Calle

 

¿Cómo unimos toda esta sabiduría con la danza? Este es el resultado

Me costó conectar con la esencia porque desde muchas clases de danza se centran en la forma, en la coreografía, en el movimiento, he descubierto otra forma de conectar, y cuando lo consigues te das cuenta de ello, porque la danza vive, vibra y esa esencia es la que conecta con el público.

En este vídeo se muestra esa pasión, ese ser individual, que nos hace ser bailarinas diferentes, no somos copias, ni replicas, las copias y las replicas no viven, aquellas bailarinas que conectan con su esencia permanecen siempre vivas.

Algunos comentarios que destacan en el vídeo:

– “Las mujeres se convierten más independientes de su cuerpo”.

– “Los movimientos son la música, es como escribir música. Siento que escribo la música con mi cuerpo”.

– “Belly Dance es una forma de expresarme por mi misma. Es un arte único, me siento de forma diferente cuando bailo esta danza, de forma muy diferente a cuando bailo otros tipos de baile”.

– “Te abres a todo el mundo”.

– “Nada me ha dado tanta paz como esta danza me ha dado”.

– “Situar a las mujeres en lo que hacen y que tomen decisiones por ellas mismas”.

– “Que las mujeres se apoyen unas a otras, bailen juntas, rían”…

Como habéis podido comprobar cada profesional tiene su estilo, y éste está regido por su esencia. Disfruta de tu esencia y nútrete de la esencia de otras personas, profesionales y bailarines que te encuentres por el camino..

En ocasiones nos cuesta ver esa esencia sutil, pero créeme está ahí.

Ana Belén.

El Alma de la Bailarina Late en todo su Cuerpo.

Hoy os traigo un cuento que seguro que habéis escuchado centenares de veces, pero vale la pena volver a leerlo:

 La bailarina

title "bailarinas" alt "bailarinas"

“Había una vez una bailarina que con sus músicos había arribado a la corte del príncipe de Birkaska. Y, admitida en la corte, bailó ante el príncipe al son del laúd y la flauta y la cítara.

Bailó la danza de las llamas, y la danza de las espadas y las lanzas; bailó la danza de las estrellas y la danza del espacio. Y, por último, la danza de las flores al viento.

Luego se detuvo ante el trono del príncipe y dobló su cuerpo ante él. Y el príncipe le solicitó que se acercara, y dijo:

Hermosa mujer, hija de la gracia y del encanto, ¿desde cuándo existe tu arte? ¿Y cómo es que dominas todos los elementos con tus ritmos y canciones?

Y la bailarina, inclinándose nuevamente ante el príncipe, dijo:

-Poderosa y agraciada Majestad, desconozco la respuesta a tus preguntas. Sólo esto sé: el alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta en su corazón; mas, el alma de la bailarina late en todo su cuerpo”.

Gibrán Jalil Gibrán

¡Disfruta de tu baile!

Hoy os traigo una reflexión del libro “los cuatro acuerdos” del Dr. Miguel Ruíz, seguro que no os dejará indiferentes:

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo: “Maestro, si medito cuatro horas al día ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?”. El maestro le miró y le respondió: “Si meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años”.

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: “Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?”

El maestro le miró y el respondió: ¿Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años”.

“Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?” Preguntó el hombre.

El maestro contestó: “No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz”.

la vida es aprender a bailar bajo la lluvia

Os aseguro que en mi experiencia personal me he agobiado por intentar alcanzar cosas u objetivos antes de tiempo, olvidándome de que lo estaba haciéndolo porque me apasionaba y de la verdadera esencia. La danza oriental no fue una excepción, aprender a aislar partes de mi cuerpo sin moverlas al mismo tiempo, conocer la coordinación, el ritmo y hacerlo todo de forma armoniosa y disfrutando del momento fue todo un reto. Pero llegó un momento en el que mi mente dejo de pensar y de exigirse, y fue en ese preciso instante en el que logré fluir, disfrutando de mi baile y de mi esencia.

 

“Es paso a paso como se logra bailar. Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que bailes, puedes vivir, amar y ser feliz bailando”.

¡Danza del vientre beneficio para tu salud!

Hoy traemos otro artículo de redinformativa.cl que nos informa sobre los beneficios de la danza del vientre para la salud, hay tantos como razones para ir bailando a apuntarte ya.

Aquí va la versión de Pasión Danza Oriental: Si estás aburrida de ejercicios físicos sin gracia y no has encontrado un estilo de danza que te llene, no pienses más, la danza oriental lo tiene todo, no sólo se danza para vencer el stress, sino que cura a nivel emocional y espiritual.

El primer punto de partida para aquellas personas que se quieren iniciar en esta danza es partir del conocimiento de nuestro cuerpo y de la correcta utilización y técnica de los movimientos ondulantes y musculares que permiten desarrollar posteriormente tu estilo.

Como en todo en esta vida, la práctica es lo más importante pero para ello es imprescindible conocer primero conceptos teóricos básicos, así como la evolución del estilo en la historia, viendo la diferencia entre el estilo más clásico y el moderno y fusiones orientales.

Tenéis alguna duda más para apuntaros, pues os dejos las respuestas de la profesora Valeria Biolley en la entrevista indicada en el enlace de red informativa:

EDAD

“Una de las grandes ventajas de esta danza es que puede practicarse a cualquier edad. Es incluso en la madurez cuando la mujer puede sacar un mayor partido de su riqueza expresiva ya que cuenta con una mayor experiencia y vivencias que comunicar”.

CUERPO

“La danza oriental admite cualquier tipo de cuerpo, peso y medidas. Cualquier mujer puede desarrollar su propio estilo y mejorar además su aspecto físico por el excelente trabajo muscular que realiza”.

EJECUCIÓN

“El tiempo que puede llevar aprender la técnica es relativo, depende de las capacidades de cada mujer y de los objetivos que se quieran alcanzar. En general cada persona encuentra unos movimientos que le serán fáciles, otros que requerirán una mayor constancia y concentración para su dominio. Poco a poco su práctica resulta cada vez más fácil y sobre todo gratificante”.

ROPA

“Cualquier indumentaria cómoda que permita moverse libremente y con la que el profesor/a pueda ver con claridad los movimientos. Se suele añadir un caderin o pañuelo atado a la cadera para resaltar el movimiento”. “El calzado tiene que ser de suela muy flexible como el que se utiliza en otras danzas, aunque es suficiente con un par de calcetines o ir descalzados”.

OMBLIGO

“No todas la bailarinas enseñan el ombligo. Muchas bailarinas profesionales utilizan trajes que cubren toda la zona abdominal, ajustados para apreciar el movimiento”.

Y LOS HOMBRES ¿BAILAN?

“Por supuesto que los hombres bailan, existen muchos profesionales que lo hacen, y es tradición en los países árabes que los hombres bailen. Aunque quizás con algunas diferencias de estilos”.

alt "beneficios danza del vientre" title "beneficios danza del vientre"

La danza del vientre masculina en Turquía

Hace un tiempo leí y vi un vídeo muy interesante en Deutsche Wellesobre la danza del vientre masculina en Turquía. El mencionado artículo me inspiró para hacer mi propia versión en Pasión Danza Oriental y aportar más información sobre el tema.

En el Imperio otomano, la danza del vientre no era exclusiva de las mujeres, siendo parte de una antigua tradición la danza efectuada por hombres. Es más, tradicionalmente los hombres eran los encargados de actuar para otros hombres, y las mujeres sólo podían bailar ante mujeres. Poco a poco esta tradición fue desapareciendo y quedó relegada a los ambientes homosexuales, siendo las mujeres las protagonistas del baile y la tradición turística de la zona. Ahora, los bailarines están recuperando el territorio perdido y podemos encontrar grandes bailarines de danza del vientre en grandes espectáculos. ¡Porque por suerte los chicos también bailan!

La sociedad turca es una sociedad muy conservadora y el bailarín masculino es visto con mucho recelo, como bien indica Erhan Ay, te tienes que enfrentar a muchos prejuicios. Para Erhan, ha sido muy importante contar con el apoyo incondicional de su madre, fue gracias a ella que descubrió a amar la música y el baile.

El cine ha contado su propia historia de la danza del vientre para hombres, y en este género han intentado expresar el resurgimiento de la danza como una afirmación de la autoestima en la escena homosexual.

Aunque la sociedad turca es muy conservadora, también está la otra parte, aquellos que quieren expresar cómo son, sin miedo y con libertad. Las bailarinas de la danza del vientre en Estambul no se sienten amenazadas por el resurgimiento popular de este estilo de danza por parte del hombre, y lo ven como un paso positivo.

Los turistas se quedan sorprendidos en sus visitas a Turquía cuando en espectáculos ven aparecen a un hombre, se quedan impresionados y tienen reacciones muy diversas. Acostumbrados a ver siempre a bailarinas de danza del vientre no se imaginaban que los hombres también pueden bailar este estilo.

El bailarín de la danza del vientre masculina tiene varias salidas profesionales:

– Salir de gira internacional fuera de Turquía, probablemente la mejor manera de ganarse la vida.

Fiestas privadas, ganando más dinero que en otros tipos de espectáculos.

Dar clases a otros hombres que quieren aprender a bailar danza oriental consiguiendo que la tradición siga perdurando y siendo parte de la Turquía moderna.

¿Qué mejor manera que terminar este interesante artículo que con un vídeo Erhan Ay? En el podemos ver que no hace falta vestirse con fantasía y adornos para mostrar un baile tan hermoso y elegante.