Imagina… historias que danzan

sevilla giralda danza

Ya sabéis que en Pasión Danza Oriental nos encantan las historias reales. Por eso, tras leer en el Diario de Sevilla el artículo “Imagina que te digan que nunca vas a volver a ver la Giralda”, hemos decidido ofrecer nuestra propia versión Apasionante. Siempre diferentes by Pasión Danza Oriental.

Cuentan que cierto día, una mujer llamada Bárbara Ruth Llamas Bernal descubrió en Marruecos una danza que la cautivó, la conocida Danza Oriental. Fue el inicio, profundizó y hoy en día practica y enseña el estilo egipcio, libanés o iraquí.

El origen de su descubrimiento fue una escoliosis en la espalda, el resultado de hoy en día es su danza expresada en lugares varios como museos, eventos y teterías. Si le preguntas qué le llevó a la danza su respuesta es: “La danza y viajar son las dos cosas que más me gustan. La danza árabe no me llamaba la atención hasta que con diez u once años hice un viaje a Marruecos con mi madre. Visité Fez, Xauen… Me quedé prendada. Allí todo es de verdad. Aquí hueles a puchero en una esquina, a tubo de escape. En Marruecos huele a hierbabuena, a piel. Los olores fuertes, los colores fuertes. Allí no ha llegado la globalización. Sigue la esencia”.

Como en toda historia hay muchos tópicos, pero la verdad relatada por la protagonista de esta historia nos recuerda que en los países árabes existe una tradición clásica que exige cubrir el cuerpo que danza. Los hombres también mueven las caderas de forma natural y vigorosa.

Con la llegada del cine, los cafés y el cabaret, se pasó de bailar en petit comité, a su comercialización más amplia. De la chilaba y la espontaneidad se pasa al velo y una orquesta. Fusionando lo nuevo y lo antiguo a la vez.

Es imposible no hablar del baladi, de su historia, y de su significado más amplio, “del pueblo”. La gente deja las zonas rurales y llega a El Cairo, llevando sus costumbres y sus bailes.

De forma popular como si de un pueblo se tratará la gente habla de la danza beduina o del saidi, dan sus propias versiones explicándolo a su manera, de formas diferentes antes no escuchadas.

Y qué hay del baile en las teterías, ella nos da una respuesta, su propia versión: “Es pan para hoy y hambre para mañana. La gente no va a verte. Va a pasar el rato, a fumar una cachimba, a estar con los amigos. Los propietarios no entienden de danza, entienden de dinero. No valoran que a lo mejor has invertido mucho en formarte, en viajar para aprender.”

Y qué pasa con sus sevillanas, ella las baila muy árabes. Mientras que en sus noches sueña con ir al Líbano, a Jordania, y conocer los bailes tradicionales de esos países, de Palestina, Siria, en los que pegan saltos como si de flamencos o hindús se trataran, interpretando su baile, con su gracia y estilo.

Y la danza que todo lo cura, que todo lo sana, despide el artículo con pena e impotencia, llorando en su interpretación por los refugiados sirios, surgiendo aquí el título protagonista del artículo “Imagina que te digan que nunca más vas a volver a la Giralda”. Parece una tontería, pero no lo es, podemos imaginar a muchos de ellos llevándose puñados de tierra en un frasquito.

“El arte es una expresión del ser humano, pero muchas veces me pregunto cómo el hombre es capaz de hacer esas cosas tan bonitas y al mismo tiempo hace otras tan dañinas”

Y si te preguntara por el significado de tu nombre, qué me dirías: Bárbara, la extranjera

Fuente fotografía: sevillabackpackers.es

Anuncios

“Cuando bailas pensando, no funciona”

Cuando tu eres pensando, no trabaja, no funciona.

Cuando estás pensando … no funciona. No funciona, ¿entienden eso?

Porque nosotros vemos … el espectador ve que estás pensando, y nosotros estamos preocupados. Estamos preocupados ¿Estará bien?

Así que tienes que ser un líder. Y tú sólo lo llevas a escena. ¿Qué estamos buscando? ¿Ustedes que creen que estamos buscando?

Estamos buscando las mejores cualidades de la humanidad.

Estamos buscando valentía, audacia, … SIN MIEDO.

Eso es lo que estamos buscando, cualidades de la humanidad: Amabilidad, compasión, gentileza,.

¿Me comprenden?

Cuando ustedes piensan “Soy un bailarín” ¡No!

Ustedes quieren ser una poeta.

Le están llevando a la gente ideas, no pasos. ¿Tiene sentido? Y ¿Adivinen qué?

“No necesitan más técnica para hacer eso”

¡No la necesitan!

Sólo tienen que dejar la idea. Pero algunos tienen miedo, ¿lo entienden?

Así que piensan y posan, y no hay algo más aburrido.

Eso es otro mundo, es un mundo de revistas superficiales, de glamour.

En la danza queremos ver la verdad. Lo que admiran en los seres humanos, ¿son las cosas que admiran en los seres humanos?  ¿sí o no? Y hay cosas que no te gustan, ¿verdad?

Y tenemos esas cosas también dentro de nosotros.

Así que, ¡queremos ver! ¡Queremos ver!

¿Qué es lo que están ustedes diciendo?  ¿Qué están viviendo? ¿Qué están experimentando? No fotografías. ¿Qué van a hacer por mí?

Porque se supone que ustedes sirven al arte.

Si yo fuera su mamá o su papá, diría,.. Es mi hija, ¡es tan linda!

Pero para ser un ser humano que está en un mundo brutal, que está buscando, … tengo sed, oh ¡Qué hermoso!, me siento mejor.

Quiero ser tan hermoso, quiero ser tan honesto. Quiero ser tan audaz, quiero ser tan amable. ¿Me comprenden?

Eso es lo que estamos buscando. Por la forma en que bailas. La forma en que tu mano se mueve, porque es tan honesto. Tú no ves mucha honestidad. ¡No la ves!

Tú no ves mucha honestidad, ¿la ven?

¿Cuál es otra muy real?, humilde, no lo ves mucho.

¡Es hermoso!

Lo puedes tener en tu baile, es como, “Yo no estoy bailando, algo me hace bailar”. Así que no dices “Estoy haciendo esto”. Estoy recibiendo algo. ¡Es hermoso!

¡Sinceridad!

¿Lo captan?

Están son las cosas que tienen que estar dejando. No necesitan mucha técnica, para hacer eso.

Pero eso es lo importante. ¿Tiene sentido?

Lo que tienen que preguntarse es ¿Por qué me estoy frenando? ¿Por qué estoy haciendo fotografías? Y generalmente es porque tienes miedo. Resultado final.

Y para triunfar tienes que ser valiente. Aunque todo el mundo se ría, JAJAJA

A ti no te importa.

¿Me entienden?

Así te digan ¡estúpido!, a ti no te importa.

Tú sigues esa canción, lo siento, es verdad.

Mujeres, no intenten ser bonitas, ¡Es una mentira!

Ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

“Bonita” es una manipulación, ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

La verdad es hermosa.

Extraído del vídeo: Festival Internacional de Danza Contemporánea, San Luis Potosí, México. Lila López.

Danza Oriental, nada es lo que parece…

Nada es lo que parece, una sombra, una silueta moviéndose sinuosamente como una serpiente encantada. Movimientos ondulantes, puros femeninos ¿o no?

Es en ese momento cuando te giras y traspasas los límites de la sociedad:

Y es en ese preciso instante cuando soy consciente de que la danza traspasa todos los estereotipos.

Porque por suerte las mujeres pueden vestirse de más de un color, no sólo en color rosa y a los hombres les quedan muy bien otros colores no sólo el azul, como por ejemplo el rojo.

Porque por suerte los hombres también bailan, escapándonos de estereotipos arraigados y los roles de género de que la danza es una actividad femenina.  Puedes ser un hombre elegante moviéndote con tu técnica y estilo, interpretando una canción romántica y al mismo tiempo ser  fuerte y masculino, frágil y tremendamente atractivo.

Llega el momento en el que las luces se apagan y desapareces con el sonido gratificantes de las palmas de las manos al aplaudir, convirtiéndose en una melodía más fácil de interpretar. Y allí detrás del telón sigues siendo tú, sin importar de dónde vienes o lo que piensen los demás…

El Elemento Agua: Ondulaciones en la Danza del Vientre.

Esta semana va de agua la cosa, hace unos días publicamos en Pasión Danza Oriental: Reinventando la danza del vientre con el elemento agua. Por eso hoy, vamos a compartir más contenido interesante referente a esta temática.

La danza oriental nos ayuda a conectarnos con la naturaleza, los elementos: fuego, agua, tierra y aire están presentes y son expresados a través de los movimientos. Nuestro baile es una manifestación de lo que somos y lo que sentimos, el lenguaje corporal es la expresión del alma, por eso hoy vamos a conectar con nuestra esencia gracias a esta danza ancestral y tomando para ello de nuevo el elemento agua.

El Agua nos aporta calma, el mar o el sonido del agua en la madre tierra deslizándose sobre ella se complementan y unen. El agua puede tomar la fuerza de una ola huracanada y también puede permanecer tranquila. Recordándonos a nuestras emociones, en algunas ocasiones en calma y en otras revueltas, juguetonas e inclusive furiosas. Por eso ubicamos algunos de los movimientos con la simbología agua en el corazón y en el pecho. Los movimientos que nacen de esta parte del cuerpo, ondulaciones sinuosas o movimientos lunares son la expresión corporal de este elemento.

No os perdáis este vídeo tan espectacular que hemos encontrado en los mundos del youtube, sin lugar a dudas el sueño de todo océano:

Dentro de ese relajante mar lleno de peces de colores, nos quedamos hipnotizados con las ondulaciones de la bailarina vestida de rojo. ¿Existe una mejor manera de representar y explicar el elemento agua en la danza del vientre?

 

Reinventando la Danza del Vientre con el elemento agua.

Todo comenzó cuando un día leí este artículo en inglés. Alay’nya nos comunica en el título de su artículo que la danza oriental o Belly Dance nació en el agua.

Según la autora, bailar en el agua nos ayuda a crear un movimiento de brazos más natural, elegante y sensual, sobre todo en las ondulaciones conocidas por muchas personas como “Snake arms” o brazos de serpiente.

Pero bailar danza del vientre en el agua no solamente aporta elegancia y fluidez en tus brazos, sino que nos ayuda con la técnica pélvica de forma flexible y ágil. Elige tu grado de elegancia y fluidez y ponte a practicar, cuando más lo hagas mejor saldrá.

El practicar danza oriental en el agua te ayuda también a fortalecer otras partes de tu cuerpo, como la espina dorsal, la tensión en la muñeca y a liberar el cuello, consiguiendo un movimiento más natural, elegante y una expresividad única.

Si quieres practicar y también enseñar esta técnica en el agua, os dejamos algunos consejos y tips de Alay’nya en este vídeo:

La música relajante te conducirá todavía más a las maravillosas ondulaciones. ¿Estás preparada para nuevas experiencias? Cuando trates de bailar danza oriental y moverte en el agua, la capacidad natural de flotar te ayudará a poner en libertad tu cuello y cuerpo, espina dorsal y la pelvis, la sensación de menos peso al estar dentro del agua te permite hacer un trabajo para fortalecer y perfeccionar tu movimiento.

¿Os digo un secreto? Últimamente no he podido escribir mucho en el blog debido a que estaba practicando mis movimientos en el agua 😉

Es maravilloso descubrir como una danza tan milenaria como la danza oriental nos puede ayudar a hacer un trabajo físico reinventando la danza y consiguiendo efectos beneficiosos para la salud. Una nueva conciencia corporal que nos ayuda a regular nuestros movimientos y a perfeccionar la elegancia y nuestro estilo propio.

Danza, la elegancia fotografiada.

Una gran amiga compartió conmigo este precioso artículo, hoy os presento mi versión para Pasión Danza Oriental.

Los bailarines cuentan con mucha pasión y determinación. Ser un buen bailarín requiere de mucho trabajo y practica, y todavía más si quieres ser genial. ¿Os parece familiar? Seguro que sí, como muchas cosas en esta vida, cuando más practicas más oportunidad tienes de mejorar y destacar. Las personas hemos nacido para ser diferentes, únicos, con nuestro estilo y personalidad.

Hay muchas personas que en silencio observan a los bailarines, sentados desde la butaca de un teatro o a pie de calle. A  estos observadores les gustaría moverse con esa gracia y elegancia. Contar con esa fortaleza en sus piernas y brazos, que nos recuerda que la constancia y la dedicación tiene su recompensa. Ésta va más allá del aplauso del público, la satisfacción por la superación se queda tatuada en el corazón y en el alma del bailarín.

Qué mejor regalo que captar para siempre el sentimiento y la emoción del bailarín, la buena fotografía es capaz de capturar el lenguaje del alma. Comparto estas imágenes que logran transmitir el lenguaje oculto del alma del bailarín, con su pasión y fuerza, así como la destreza y habilidad de los artistas a la hora de congelar el momento.

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dune danse by stephan brauchli

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Bellydance by carlos Esteban Solis

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Action by Sergey Sukhovey

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dance by iwan kristiana

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Belly dancer by Gunes Demir

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Out of the green by Tomer Jacobson

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dancing with light by Shakilow Neel

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Children practicing ballet by Hero Images

 

Bailando en Tribu

El otro día una amiga compartió conmigo este texto, seguramente ya lo habéis leído alguna vez, pero en esta ocasión lo diferente es mi aportación.

Hay una tribu africana que tiene una hermosa costumbre.

Cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos le dicen todas las cosas buenas que él ya ha hecho.

Se dice que esta gente piensa que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros, deseando seguridad, amor, paz y felicidad, pero a veces, en la busca de esas cosas, las personas cometemos errores.

La comunidad ve aquellos errores como un grito de ayuda.

La tribu se reúne para reconectarlo, recordándole quien es realmente, hasta que él recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente: “Yo soy bueno”.

Sawabona es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.”

A esta frase, las personas responden Shikoba que significa: “Entonces, yo existo para ti.”

¿Preciosa tradición verdad?

Por suerte estamos recuperando tradiciones perdidas como ésta. Cada vez más, el perdón y la comprensión forman parte del día a día. Como ya he comentado en otras ocasiones, si alguien nos lastima, nos hace daño, no fue su intención, lo hizo lo mejor que sabía hacerlo, con los recursos que tenía en ese momento. Perdónale y perdónate, hay una medicina que cuanto más la das, más se crea y más cura, se llama “Amor”.

La danza oriental tiene su origen en la práctica de sacerdotisas, las mujeres se reunían danzando y daban las gracias por la fertilidad, fecundidad y el alumbramiento. Con el paso del tiempo, la competitividad se ha introducido en esta danza, dejemos la competitividad de lado y recordemos que hemos nacido para bailar juntos desde la armonía y la comprensión.

sacerdotisasFuente imagen: http://www.marca.com

Cada día, por suerte, estamos recuperando lo ancestral, sagrado, los ritos, las mujeres de hoy en día nos estamos encontrando cada vez más con nostras mismas, escuchando esa voz interior que durante un tiempo permaneció dormida, liberando nuestro verdadero “ser”, creador y sanador.

Dancemos mujeres del mundo, como en las antiguas tradiciones, en tribu, alrededor del fuego, transmitiendo energías de sabiduría, salvando a la madre tierra de tanto dolor y sufrimiento.

Que mejor forma de terminar que con esta canción que nos recuerda que la cooperación entre mujeres es la mejor forma de avanzar y crecer.