“Las Mil y Una Ideas Árabes”

El fin de semana pasado estuve en Burjassot en un Mercado Árabe titulado “Las Mil y Una Noches”. Cámara en mano y ojos bien abiertos allí me planté, con la simple intención de pasar una tarde diferente con unos amigos entrañables.

mercadeando peque

No tenía el propósito de escribir nada sobre tal experiencia, pero ha venido a mi mente cómo las personas nos adaptamos a la circunstancias y cómo la crisis fomenta la creatividad. En un principio había decidido titular el post “Creatividad en época de crisis”, pero posteriormente he decidido hacer una fusión, utilizando la propia creatividad y titularlo “Las Mil y Una Ideas Árabes”.

La idea se debe a éste cartel, a ideas y experiencias vividas.

crisis peque

Todos conocemos, directa o indirectamente, la crisis económica que está viviendo el mundo, esta situación está fomentando nuevas profesiones y figuras, como por ejemplo la figura del “Community Manager”. También se están desarrollando nuevos modelos de intercambios, de pasar el tiempo libre y actividades diferentes para olvidar las penas.

Hay muchas personas que están dando giros a sus vidas, y que están convirtiendo sus hobbies en profesiones. Es curioso como la vida te hace cambiar y adaptarte a las circunstancias.

Hace unas semanas le comentaba a una amiga, me estoy planteando hacerme hippy, me he dado cuenta que no necesito bienes materiales para ser feliz, que lo más importante es hacer aquello que me motiva, me hace crecer y me hace sentir felicidad en cada poro de mi piel. Y eso se lo debo en parte a la crisis,¿Quién ha dicho que la crisis sólo tiene cosas malas?

La danza es muy importante para mí, porque me ha ayudado en muchas etapas de la vida, me hace sentir viva y desarrollarme como mujer. La danza oriental aporta una gran fuerza a las mujeres, aumenta la autoestima, ayuda a desconectar de los problemas y a estar en el momento presente, ya que tienes que desarrollar movimientos y secuencias coreográficas que exigen concentración.

Puede que seas profesional de la danza y que estés notando que tienes menos alumnas, o puede que no, pero lo importante es darle al botón de “on” de la creatividad y desarrollar ideas que te ayuden a seguir creciendo y superándote.

En el mercado árabe del otro día, pude comprobar la creatividad de usar maceteros como lámparas, cremas naturales, desodorantes de piedra y presentar productos naturales de forma diferente.

bollos peque

Viene a mi mente una idea de la recuperación de lo artesanal, no solamente en productos y profesiones, sino como en ocasiones he comprobado y he practicado el intercambio o trueque de servicios de conocimiento, por ejemplo intercambio de clases de danza por clases de yoga, o por ideas creativas.

pañuelo peque

Al fin y al cabo hemos venido a esta vida a compartir, por eso comparto con vosotros mi visión del Mercado Árabe a través de mi cámara. ¡Feliz creatividad!

Reflejo espejo pequefrutos secos pequebailarina pequeFotografías: Ana Belén García, si quieres utilizar alguna fotografía recuerda que tienen autor, nómbralo y pide permiso a través del mail: pasiondanzaoriental@gmail.com.

La Community Manager de la Danza

Esta semana “Pasión Danza Oriental” cumple un mes, si volvemos al primer post podemos leer: “Hoy es el día donde nace Pasión Danza Oriental, una comunidad dedicada a una Pasión. Fruto de un proyecto final del curso de community management llevado a cabo en la Fundación Uned”.

Son muchos los que me preguntan ¿y qué es eso del Community Management? ¿Qué hace un community manager? ¿Eso es un trabajo, estar todo el día en Facebook, en Twitter y en Internet? ¡Pues menudo trabajo!

Pues sí, siento comunicar a aquellos que se pensaban que era un juego, que un community manager necesita preparación, estrategia, perseverancia, constancia, creatividad, y estar ON 24 horas al día, no solamente en el sentido conexión-interacción, sino en formación, información, pensamiento, preparación de contenidos y análisis de datos.

Si bien me considero una aprendiz a community manager, he aprendido mucho pero todavía me queda mucho más por descubrir. Eso sí, tengo un ingrediente mágico que no me falta, la PASIÓN.

En el día de hoy acuño el término de “La primera community manager de la danza”. Desde que comencé en este mundo del marketing digital, centrándome en la figura del gestor de la marca en las comunidades online, he observado que no existe una gestión definida por parte de los profesionales de la danza. Me he encontrado con errores, como el hecho de tener perfiles personales por parte de profesionales o empresas, en lugar de “Fan Page”. Es cierto que cada día existe una mayor profesionalización, pero todavía queda bastante camino por recorrer. Aspectos como el citado y otros importantes, irán siendo profundizados poco a poco, con el objetivo de ayudar a mejorar a profesionales de la danza en el ámbito del marketing digital.

Y es que, desde mi punto de vista, la figura del community manager surgió en base a la necesidad. Redes sociales como Facebook, surgieron en un ambiente relajado (en el año 2004 en la universidad de Harvard) con el objetivo de satisfacer necesidades de sociabilización entre estudiantes. Poco a poco, las empresas han visto el gran potencial de utilizar las redes sociales desde el ámbito profesional, para conocer, escuchar, mantener conversaciones y ofrecer a su público objetivo aquello que busca o necesita.

Detente a pensar por un momento: ¿Qué otras herramientas te permiten estar tan cerca de tu público objetivo e interactuar con ellos libremente, en un ambiente relajado, siendo ellos los que eligen comunicar o no? Sin que se les moleste a la hora de comer, o en otros momentos inoportunos. Son ellos, los que eligen el momento de interactuar y qué contenidos les interesan, y cuáles no. Si ofreces aquello que no le interesa a tu público objetivo, simplemente dejarán de seguirte.

De ahí la necesidad de analizar los datos que nos proporcionan, comentarios, menciones, visualizaciones, etc… No es sorprendente ver blogs de profesionales de la danza, tweets o publicaciones en facebook llenos de información sobre talleres, clases, ofertas, etc. Si bien es cierto que puedes utilizar las redes sociales para publicar este tipo de información, lo ideal, desde mi punto de vista, es el equilibrio.

“Como todo en esta vida, el secreto siempre está en el equilibrio”. Piensa por un momento qué sucede cuando estás viendo un programa de TV, o tu serie preferida, y cada 5 minutos te ponen anuncios. Pues sí, aquí sucede lo mismo, si quieres ver información sobre talleres, cursos, etc, probablemente lo busques en la página web de la escuela de danza, en las redes sociales el público busca cosas diferentes. Claro que puedes comunicar este tipo de información, pero en base a una estrategia de contenido, llega a un equilibrio, analiza, aprende a rectificar, y mejora día a día.

Poco a poco iré indicando aspectos importantes que hay que tener en cuenta en la comunicación y en el marketing online de la marca de profesionales de la danza, aspectos que probablemente hemos visto, pero que no comprendemos o simplemente no nos hemos detenido a pensar por qué son así.

Para finalizar me gustaría compartir este vídeo con vosotros, llegó a mí gracias a mi amiga Alicia Andrés.

www.facebook.com/photo.php?v=416543235094652

Para llegar a ese grado de técnica, compenetración y comunicación, seguramente se han dedicado muchas horas a ensayar, danzar y comunicar. Una buena community manager de la danza, dedica mucho tiempo a escuchar la música que el público quiere bailar y a compartir el ritmo deseado, con el objetivo de danzar armoniosamente con su público.

¡Mantén los pies en contacto con la tierra y danza!

danzandoFotografía de Rosa Roca.