El Elemento Agua: Ondulaciones en la Danza del Vientre.

Esta semana va de agua la cosa, hace unos días publicamos en Pasión Danza Oriental: Reinventando la danza del vientre con el elemento agua. Por eso hoy, vamos a compartir más contenido interesante referente a esta temática.

La danza oriental nos ayuda a conectarnos con la naturaleza, los elementos: fuego, agua, tierra y aire están presentes y son expresados a través de los movimientos. Nuestro baile es una manifestación de lo que somos y lo que sentimos, el lenguaje corporal es la expresión del alma, por eso hoy vamos a conectar con nuestra esencia gracias a esta danza ancestral y tomando para ello de nuevo el elemento agua.

El Agua nos aporta calma, el mar o el sonido del agua en la madre tierra deslizándose sobre ella se complementan y unen. El agua puede tomar la fuerza de una ola huracanada y también puede permanecer tranquila. Recordándonos a nuestras emociones, en algunas ocasiones en calma y en otras revueltas, juguetonas e inclusive furiosas. Por eso ubicamos algunos de los movimientos con la simbología agua en el corazón y en el pecho. Los movimientos que nacen de esta parte del cuerpo, ondulaciones sinuosas o movimientos lunares son la expresión corporal de este elemento.

No os perdáis este vídeo tan espectacular que hemos encontrado en los mundos del youtube, sin lugar a dudas el sueño de todo océano:

Dentro de ese relajante mar lleno de peces de colores, nos quedamos hipnotizados con las ondulaciones de la bailarina vestida de rojo. ¿Existe una mejor manera de representar y explicar el elemento agua en la danza del vientre?

 

Danza, la elegancia fotografiada.

Una gran amiga compartió conmigo este precioso artículo, hoy os presento mi versión para Pasión Danza Oriental.

Los bailarines cuentan con mucha pasión y determinación. Ser un buen bailarín requiere de mucho trabajo y practica, y todavía más si quieres ser genial. ¿Os parece familiar? Seguro que sí, como muchas cosas en esta vida, cuando más practicas más oportunidad tienes de mejorar y destacar. Las personas hemos nacido para ser diferentes, únicos, con nuestro estilo y personalidad.

Hay muchas personas que en silencio observan a los bailarines, sentados desde la butaca de un teatro o a pie de calle. A  estos observadores les gustaría moverse con esa gracia y elegancia. Contar con esa fortaleza en sus piernas y brazos, que nos recuerda que la constancia y la dedicación tiene su recompensa. Ésta va más allá del aplauso del público, la satisfacción por la superación se queda tatuada en el corazón y en el alma del bailarín.

Qué mejor regalo que captar para siempre el sentimiento y la emoción del bailarín, la buena fotografía es capaz de capturar el lenguaje del alma. Comparto estas imágenes que logran transmitir el lenguaje oculto del alma del bailarín, con su pasión y fuerza, así como la destreza y habilidad de los artistas a la hora de congelar el momento.

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dune danse by stephan brauchli

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Bellydance by carlos Esteban Solis

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Action by Sergey Sukhovey

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dance by iwan kristiana

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Belly dancer by Gunes Demir

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Out of the green by Tomer Jacobson

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Dancing with light by Shakilow Neel

alt "fotografía danza" title "fotografía danza"

Children practicing ballet by Hero Images

 

¡3,2, 1 … Bailen!

Esta semana estamos llenos de posts en Pasión Danza Oriental. Celebrando que ayer pude disfrutar de una experiencia muy enriquecedora, que estoy redactando en un nuevo post y que compartiré la semana que viene. Os aseguro que no os dejará indiferente a los apasionados de la danza y del baile.

Recordamos que el domingo es para disfrutarlo, son muchos los domingos en los que he compartido películas y documentales sobre baile. Es una pena que no existan tantos documentales sobre nuestra amada danza oriental como nos gustaría, pero es una oportunidad para seguir creando.

Para celebrar que el cine también está lleno de escenas de bailes, sin importar el estilo y el protagonista, os comparto estos vídeos, algunas de ellas son clásicos en la historia del baile en el cine:

¿Hay alguna escena o película que incluirías? En Play Ground nos recomiendan 15 escenas de baile espontáneo, casual y hasta con un punto excéntrico, que suceden cuando menos lo esperas en mitad de la calle, en bares, en tiendas, en casas particulares… Escenas que cualquiera de nosotros podríamos haber vivido. ¡Porque la vida fue creada para ser bailada!

La propuesta de Pasión Danza Oriental es:

Because whatever Lola wants Lola gets. 😉

El Arte de la Creación

“Sigo bailando y entonces, llega la danza eterna de la creación. El creador y la creación se funden en una plenitud de gozo. Sigo bailando y bailando… y bailando, hasta que sólo hay danza”. (Michael Jackson)

Y la creación volvió a sorprenderme con un hermoso vídeo. Atractiva interpretación de danza clásica china conquistada por las flores. Después de verla quedaréis completamente enamorados:

Es inevitable quedarse hechizado, la sorpresa te incita a pronunciar ese sonido de ohhhh continuo, y mientras tanto los movimientos siguen expresando sentimientos, felicidad, alegría y frescura.

Encontramos una nueva versión de esta hermosa danza de las flores pero en esta ocasión con luz y oscuridad:

Me fascina tanto que no puedo evitar sucumbirme en el estudio y en el querer saber más de la danza clásica china. En esta rica danza milenaria el significado lleva a que el cuerpo se mueva, porque sólo cuando los sentimientos internos manejan el cuerpo es cuando se despliega la expresión plena.

Encontramos que en el entrenamiento de la danza clásica china existen cuatro componentes básicos:

1. La “forma” (combinaciones de danza y práctica básica en la barra)

2. El “porte” (una técnica para expresar sentimientos internos específicos a través de la forma).

3. La técnica de la danza (entrenamiento en movimientos de danza difíciles).

4.- Técnica de saltos (principalmente, entrenamiento en diferentes tipos de giros y habilidades básicas).

Como podéis observar la danza clásica china es una forma de actuación amplificada que coordina y utiliza juntos la expresión facial y el movimiento físico.

Expresión facial y movimiento, elementos imprescindibles en toda danza, pero también en nuestra amada danza oriental, donde la música nos canta sentimientos que piden golpes de cadera y cabello en movimiento.

Después de ver estos hermosos vídeos no nos sorprende reafirmar que la danza clásica es la base y la disciplina de toda tipología de baile. Y no puedo evitar pensar, que en esta danza de las flores hemos podido coger inspiración para el baile con los fans veils en la danza oriental.

Me dejo conquistar por la danza de la creación y ¿Tú?

Bailando con Luz

Si lo puedes imaginar lo puedes bailar. ¿Os habéis imaginado alguna vez cómo sería bailar con luz? Independiente del estilo de danza y de la música, hay una cosa de la que estoy completamente segura, y es de nuestra infinita luz interior.

En ocasiones nos cuesta verla, por eso cuando alguna persona nos dice lo bien que hacemos las cosas, la magia que desprendemos, lo bien que bailamos o la hermosa sonrisa que tenemos, nos sentimos infinitamente bien.

Hoy en día encontramos muchos espectáculos, algunos pasarán desadvertidos, otros se quedaran fijos en nuestras retinas y en nuestra mente. Y de qué depende que esto suceda, seguro que tienes tu respuesta. La mía es “Originalidad”.

Creo que la originalidad no se puede copiar, puede que asistas a espectáculos, conferencias, reuniones, clases, o lo que quiera que sea, que te gusten ideas y que las copies, pero esa originalidad originaria no comunicará, ni llegará, porque no es tuya. Por eso mi consejo es que te escuches, pienses y utilices tu intuición y creatividad para crear.

En una ocasión hablé de nuestro nombre y de nuestra esencia en mi artículo: “Mi Nombre, Mi Marca, Mi Esencia”, para mí la esencia es el aroma de la personalidad, esa que se forma desde que nacemos y perdura aun después de muertos. Cuando el recuerdo llame a la puerta de las personas que se quedan viviendo en la tierra, ahí estará la esencia de todo lo que viviste y compartiste.

¿Quién no ha escuchado, y más todavía en la situación actual, que no se puede vivir de la danza y del espectáculo? Es difícil, pero creo firmemente que aquellos que forman su estilo propio, que trabajan duro para diferenciarse, lo lograrán, tarde mucho y tarde poco, todo llega con esfuerzo y dedicación.

Intentando imaginar cómo sería el baile de la luz, y pensando en la luz interior, el Karma de Internet me sorprende una vez más con este vídeo:

Bonito regalo de Quixotic Fusion para la tarde de domingo, tomate estos minutos para disfrutar del placer de la danza y de la originalidad de la luz. Y recuerda que tienes la infinita luz para crear, no hace falta copiar, te puedes inspirar pero crea y disfruta de tu creación. ¡Feliz danza! ¡Feliz creación!

Contactando con la Improvisación.

Una vez en un curso de Coach, me preguntaron por el valor que tenía para mí el dinero, lo tenía muy claro, contesté: “para mí es aprender, aprendizaje, gracias a él puedo hacer cursos que me aportan y que me hacen crecer por dentro”. Tengo una lista bastante larga de cursos y disciplinas que me gustaría aprender, y la mayoría de ellas son actividades relacionadas con el crecimiento emocional. No me canso de decir, que hay un antes y un después en mi vida gracias a la Danza Oriental, porque fue el inicio a un mundo lleno de posibilidades infinitas.

No es la primera vez que comento que me gustaría aprender estilos de danza nuevos para mí, como por ejemplo la danza sufí. En general me fascinan todas aquellas actividades relacionadas con el aprendizaje interior, la paz interna, la danza consciente, la expresión y corrección corporal, que desarrollan mente, cuerpo y espíritu. Otra asignatura pendiente es el Contact Improvisación.

Como os comentaba en mi anterior post, conocí esta disciplina gracias a Oreig Fontanet Peris, terapeuta Gestalt, percusionista, bailarín, formado además en Yoga y Meditación, y que cuenta con más de 18 años de experiencia en Artes Marciales. Un día asistí junto a Helena a uno de sus talleres, era introductorio al Contact Improvisación, la verdad es que es una experiencia realmente mágica. Estoy deseando que pase la crisis para poder realizar algún taller más. Oreig utiliza el concepto de: “El Arte de Caer y Levantarse” y ha elaborado un método bajo este nombre donde combina la terapia Gestalt y el Contact Improvisación. Disfrutar de su hermoso vídeo:

En este link podéis ver los talleres que realiza en Castellón, así como la agenda de las diferentes actividades que se realizan en Calena, si estáis interesados consultar con él o con Helena, ya que también imparte talleres en diferentes lugares de España, como por ejemplo Barcelona.

El Contact improvisación es una danza que nace de la fusión del aikido y la danza contemporánea. Como su propio nombre indica la improvisación es la forma en la que se danza, contactando por medio de los movimientos entre los participantes.

He encontrado en Internet un estudio de Mª Paz Brozas Polo que se titula: “Contact Improvisación: Danza, Acrobacia y Pedagogía corporal”. Me parece muy interesante su planteamiento y visión desde estos tres ámbitos (danza, acrobacia y pedagogía) destacando el paradigma creativo y cooperativo de interacción corporal, os dejo el enlace para que podáis leerlo y profundizar.

Como indica Mª Paz, el “Contact improvisation” como forma de danza, se gesta entre los años 60 y 70, atribuyéndose su autoría a Steve Paxton. Quien presentó en 1972, bajo el nombre de Magnesium, una coreografía inusual hasta el momento, marcando así el nacimiento de este nuevo estilo. Se abría una nueva posibilidad de comunicación en la danza mediante el tacto.

En este vídeo podéis ver una explicación en inglés de Steve Paxton sobre cómo surgió “Magnesium” y cómo llegó a crearla.

En este otro vídeo podéis ver una actuación de Steve Paxton en la celebración del 25 aniversario del Contact improvisación en Ohio:

El carácter dominante de la improvisación permite a aquellos que practican esta disciplina la posibilidad de elegir libremente como se interactúa con el resto, se produce una escucha, conexión y un nivel de intuición que facilita la fluidez de intercambios en el contacto con otros.

Esa intuición hace que aumente nuestra seguridad y confianza en nosotros mismos y en el resto de participantes.

La propia improvisación lleva a la creatividad en inventar movimientos en base a lo que tu pareja de baile está también inventando.

Y vuelve a surgir aquí la palabra “equilibrio” porque como todo en esta vida éste es necesario para compensar caídas, apoyos y poder levantarse. El limite se lo marca cada uno, ¿preparados para contactar con vuestra improvisación? Yo sí.

Como podéis ver en los vídeos, los más pequeños ya saben contactar con la improvisación.

Para finalizar os dejo esta breve reflexión de Helena Peris:

“La experiencia y encuentro que tuve con el Contact Improvisación me impactó. Me sorprendió alegremente ver que una práctica tan sencilla desarrollara  la confianza, la presencia, el respeto y la atención con otra persona.

No sólo compartes una danza co-creatica, compartes apoyo y un mismo eje porque con él/ella haces una unidad, es tu apoyo y tu reto que se enlaza, entrelaza, cae, levanta,  fluye, desliza, crece, mengua, se aquieta o descansa en el latido del otro, que es tu latido.  Para mi es rendirte a la confianza  plena del presente  en movimiento, co-creando con el otro. Es un acto de amor y apertura donde la sorpresa de cada instante está latente en un eterno instante, que es el presente.

Me encanta que la vida me sorprenda y eso hizo el Contact Improvisación conmigo.”

 

¡Hasta luego bailarina!

No sé si es tradición o casualidad pero Junio es el mes de las galas de fin de curso, es el momento de enseñar a nuestros amigos, familiares y seres queridos todo lo que hemos aprendido durante el año.

Lo que sí que no es casualidad es que os haya tenido un poco olvidad@s durante las últimas semanas, se debe en parte a los ensayos intensivos para la Gala de Fin de Curso. Hoy me gustaría dedicar unas líneas sobre mi visión con algunos consejos y experiencias varias sobre este tema. Simplemente es mi forma de verlo, lo que no significa que sea la mejor manera, solamente es mi punto de vista ;).

whatsApp pequeñaSi Junio es el mes de las exhibiciones de fin de curso, también es el mes donde recibimos una visita familiar. Piensa que no tienes nada por lo que preocuparte, danzas porque te gusta, para disfrutar, reír y evadirte de tu día a día. Cuanto más profesional quede, el resultado también será mejor pero el público comprende que estas aprendiendo, eso no significa que no tengas que trabajar la coreografía y escuchar la música, cuando más lo hagas mejor saldrá. Profesora, como profesional trata de facilitar el trabajo a tus alumnas, si en la coreografía utilizas secuencias que has trabajado durante el año el resultado quedará más espectacular por la técnica, que si incluyes pasos nuevos que todavía no se han asimilado. Marca con antelación secuencias, por ejemplo desde enero puedes dedicar los últimos 10 minutos de la clase a marcar y enseñar sucesiones de pasos para que cuando llegue el fin de curso cueste menos montar la coreografía y también memorizarla.

Lo que está claro es que como afición, la danza se tiene que combinar con el día a día, la aprendiz y alumna de danza oriental tiene trabajo (afortunadas aquellas), estudios, familia, marido, hijos, compromisos y deberes.

postpequeY ahora llega el momento “día de la marmota”. No estoy loca, imagínate por un instante tener que vivir una y otra vez la misma Gala, con las mismas canciones, profesional de la danza usa tu creatividad y busca canciones nuevas, e historias sugerentes y atractivas. Aunque es una exhibición de fin de curso hay que ponerle también sus mejores aderezos, cuenta una historia de forma sugerente y atractiva. Envuélvelo todo en un velo sugerente, acorde con tu estilo y tu diferenciación, tu gala también muestra cómo eres como profesional.

Egipto es un recurso muy empleado y también atractivo, un viaje por el Nilo con sus bailes tradicionales. Puedes utilizar también Granada y el periodo Andalusí, sueños de la Alhambra con cuentos y leyendas, o películas mitológicas, seguro que tu creatividad ya está despertando y pensando para el año que viene. ¡Así se hace!

Nosotras amamos la danza oriental pero nuestros amigos y familiares tal vez pueden llegar a tirarse de los pelos si tienen que estar una hora viendo caderas con pañuelos y escuchando sonidos de darbukas (ellos seguro que tienen bastante con la música que una y otra vez se repite en casa, así como viéndonos bailar entre las sillas del comedor ;)), pero no os preocupéis, esto se soluciona con la danza de la fantasía. Combinando, abanicos, velos, alas de Isis, crótalos, bastones… y además siempre está bien invitar a artistas que puedan combinar y destacar otro aspecto dentro de la Gala, siempre y cuando se siga un mismo tono.

Tener claras las dimensiones del espacio o escenario donde se bailara es muy importante, marca el espacio para que las posiciones queden entendidas y para evitar salir, ocupando mucho espacio, o por el contrario quedando muy amontonadas. Nunca va mal uno o dos ensayos generales con música, sonido y luces, evitemos los mínimos imprevistos, pues ten claro que estos aparecerán igualmente.

Cuando se cuenta con alumnas niñas, se necesita más tiempo y dedicación, sé paciente pues todavía no entienden de coordinación (sé lo que estas pensando, algunas adultas entienden menos ;)) marca o selecciona a una persona que se sepa la coreografía o posiciona a aquellas alumnas más avanzadas delante. Alguna profesora también puede estar  en la parte de dentro del escenario, oculta por la cortina para que el público no la pueda ver, marcando pasos por si hay algún lapsus de olvido, esto da confianza a las niñas porque se sienten arropadas y ayudadas.

Y en último lugar pero no menos importante, recuerda que: “es de bien nacidos ser agradecidos”. Una Gala de Fin de Curso no se monta sólo con una persona.

¿Preparadas para bailar? Yo Sí.

“Las Mil y Una Ideas Árabes”

El fin de semana pasado estuve en Burjassot en un Mercado Árabe titulado “Las Mil y Una Noches”. Cámara en mano y ojos bien abiertos allí me planté, con la simple intención de pasar una tarde diferente con unos amigos entrañables.

mercadeando peque

No tenía el propósito de escribir nada sobre tal experiencia, pero ha venido a mi mente cómo las personas nos adaptamos a la circunstancias y cómo la crisis fomenta la creatividad. En un principio había decidido titular el post “Creatividad en época de crisis”, pero posteriormente he decidido hacer una fusión, utilizando la propia creatividad y titularlo “Las Mil y Una Ideas Árabes”.

La idea se debe a éste cartel, a ideas y experiencias vividas.

crisis peque

Todos conocemos, directa o indirectamente, la crisis económica que está viviendo el mundo, esta situación está fomentando nuevas profesiones y figuras, como por ejemplo la figura del “Community Manager”. También se están desarrollando nuevos modelos de intercambios, de pasar el tiempo libre y actividades diferentes para olvidar las penas.

Hay muchas personas que están dando giros a sus vidas, y que están convirtiendo sus hobbies en profesiones. Es curioso como la vida te hace cambiar y adaptarte a las circunstancias.

Hace unas semanas le comentaba a una amiga, me estoy planteando hacerme hippy, me he dado cuenta que no necesito bienes materiales para ser feliz, que lo más importante es hacer aquello que me motiva, me hace crecer y me hace sentir felicidad en cada poro de mi piel. Y eso se lo debo en parte a la crisis,¿Quién ha dicho que la crisis sólo tiene cosas malas?

La danza es muy importante para mí, porque me ha ayudado en muchas etapas de la vida, me hace sentir viva y desarrollarme como mujer. La danza oriental aporta una gran fuerza a las mujeres, aumenta la autoestima, ayuda a desconectar de los problemas y a estar en el momento presente, ya que tienes que desarrollar movimientos y secuencias coreográficas que exigen concentración.

Puede que seas profesional de la danza y que estés notando que tienes menos alumnas, o puede que no, pero lo importante es darle al botón de “on” de la creatividad y desarrollar ideas que te ayuden a seguir creciendo y superándote.

En el mercado árabe del otro día, pude comprobar la creatividad de usar maceteros como lámparas, cremas naturales, desodorantes de piedra y presentar productos naturales de forma diferente.

bollos peque

Viene a mi mente una idea de la recuperación de lo artesanal, no solamente en productos y profesiones, sino como en ocasiones he comprobado y he practicado el intercambio o trueque de servicios de conocimiento, por ejemplo intercambio de clases de danza por clases de yoga, o por ideas creativas.

pañuelo peque

Al fin y al cabo hemos venido a esta vida a compartir, por eso comparto con vosotros mi visión del Mercado Árabe a través de mi cámara. ¡Feliz creatividad!

Reflejo espejo pequefrutos secos pequebailarina pequeFotografías: Ana Belén García, si quieres utilizar alguna fotografía recuerda que tienen autor, nómbralo y pide permiso a través del mail: pasiondanzaoriental@gmail.com.

Tarta “Pasión Danza Oriental”

Hoy contamos con la colaboración especial de Irene Arce Alba, una apasionada de la danza y también de la cocina. Irene nos ha elaborado una tarta de fondant para nuestro blog, su creatividad es infinita. ¿Quieres descubrir paso a paso esta obra de arte?, pues continua leyendo.

retocada0225pequeLos pasos e ingredientes que Irene nos recomienda son:

INGREDIENTES

Lo primero a tener en cuenta para hacer la tarta es el diseño que quieres hacer de la misma, haz un dibujo imaginario o bien en el papel, y plasma las ideas hasta dar con la que más te guste.

dibujo tarta pequefEn mi caso voy a necesitar:

  • Un plato de cartón dorado/plateado, redondo y completamente plano para la base de la tarta, de 30,5 cm de diámetro.
  • Un bizcocho redondo de unos 24-25 cm de diámetro.
  • Pasta de azúcar para la decoración, en este caso de colores: Lila, rojo, amarillo o dorado, azul, rosa, negro y naranja.
  • Toda la imaginación que queramos añadirle.

 Para el bizcocho:

Para una receta sencilla y con buenos resultados necesitaremos:

  • 8 huevos que lleven un rato fuera de la nevera.
  • 400g de azúcar.
  • 400g de mantequilla o margarina.
  • 600g de harina de trigo.
  • 1 sobre de levadura.
  • Una pizquita de sal.
  • Podemos añadirle unas gotitas de aroma de vainilla.

Para el relleno de la tarta:

Hay que tener en cuenta que las tartas decoradas con fondant, no se suelen meter en el frigorífico, para  evitar que la pasta de azúcar quede blanda. Cuanto más durita esté mejor, más bueno estará el azúcar (aunque sobre gustos no hay nada escrito). Por lo tanto, si debemos tener la tarta a temperatura ambiente, será mejor que pensemos en ingredientes que no necesiten refrigeración para hacer nuestro relleno.

Personalmente, prefiero uno de estos dos tipos de relleno.

  • Crema de cacao y mermelada de fresa. Creo que los sabores del chocolate y la mermelada de fresa combinan muy bien, pero podemos usar el sabor que más nos guste.
  • Crema de dulce de leche y mermelada.

 Para la cobertura:

  • Pasta de azúcar.
  • Mucha imaginación.

La pasta de azúcar, puede hacerse  o comprarse, en este caso la he comprado porque me resulta más rápido y barato.

PREPARACIÓN:

1º. Pre-calentar el horno a 160 º, mientras preparamos la masa.

2º. Embadurnar un molde de unos 24-25 cm de diámetro, con mantequilla o margarina por toda la superficie (base y laterales) y posteriormente, enharinarlo o echarle cacao en polvo también por toda la superficie, así evitaremos que se pegue la masa.

3º. Tamizar la harina con un colador, para que quede bien fina, y añadirle la sal y la levadura.

4º. Batir la mantequilla o la margarina con el azúcar, hasta que se quede una mezcla cremosa.

5º. A la mezcla de margarina y azúcar, añadirle los huevos e ir mezclando.

6º. Después se añade la harina previamente tamizada. Podemos echar algunas gotitas de aroma, como por ejemplo vainilla (eso según el gusto de cada uno).

7º. Pasar toda esta masa al molde preparado con anterioridad.

8º. Meter en el horno unos 40-50 minutos, dependiendo de lo rápido que sea nuestro horno. Vigilar la temperatura, y a medida que se acerque la hora de sacar el bizcocho, pinchar con un palillo y comprobar si sale seco, si es así, ya lo podemos sacar y dejar enfriar para desmoldar.

9º. Una vez se ha enfriado el bizcocho desmoldarlo con mucho cuidado.

10º. Igualar el bizcocho, sobre todo por la parte de arriba, deberemos cortarlo. Es una tarea delicada, ya que tenemos que intentar que las medidas del bizcocho sean lo más iguales posibles.

11º. Una vez lo hemos igualado, alisar lo máximo posible y quitar los trocitos sobrantes.

12º. Truco: Para evitar que se nos desnivele el bizcocho a la hora de rellenarlo, pinchar un palillo en cada parte, uno debajo del otro, así cuando las volvamos a unir, sabremos dónde tenemos que colocar cada una de ellas y evitaremos que quede desnivelada la tarta.

13º. Una vez tenemos el bizcocho cortado en dos, podemos rellenar al gusto. En este caso he rellenado la base con crema de dulce de leche, y con mermelada de fresa. Poner el bizcocho en el plato plano escogido.

14º. El siguiente paso es cubrir todo el bizcocho con crema de cacao, para poder pegar luego la pasta de azúcar con que la que lo cubriremos. Con una espátula extender bien la crema, para que quede lo más liso posible. Una vez cubierta con la crema, limpiar los bordes del plato con un papel, para evitar que la pasta de azúcar se pegue donde no debe.

15º. Reservar el bizcocho y ponernos manos a la obra con el fondant o pasta de azúcar. Necesitaremos un rodillo de silicona (para trabajar el fondant es mejor que el convencional de madera, ya que es más liso). Primero amasaremos un poco con las manos el fondant o pasta de azúcar. Hacer una bola y aplastarla un poco. Ahora tendremos que alisarla con el rodillo, y darle la forma deseada. Todo ello lo haremos sobre una superficie de la que luego nos resulte fácil despegarlo, como por ejemplo sobre papel vegetal.

Medir la superficie que vamos a necesitar más o menos para que todo el bizcocho quede cubierto por el fondant.

16º. Cuando lo tengamos todo bien liso, con mucho cuidado, cogemos la placa, y la extendemos encima del bizcocho. Podemos utilizar la mano para alisar toda la superficie, o una paletilla especial.

Puede que los laterales sean un poco más costosos, pero con “paciencia y esmero”, intentar que queden bien pegados al bizcocho.

17º. Recortar el sobrante del fondant a ras del plato, con mucho cuidado de que al cortarlo no se nos doble ningún trocito.

18º. Una vez tenemos el bizcocho  cubierto con el fondant, tenemos vía libre para dejar volar nuestra creatividad y personalizar nuestra tarta como más nos guste, o como más le guste a la persona a la que vaya dedicada. Podemos hacernos plantillas de papel con las formas que queramos incluir en la tarta y así que nos resulte más fácil hacer la forma en el fondant.

Eso sí, recordar que para que la decoración que hagamos con la pasta de azúcar se quede pegada a la cubierta, debemos de mojarla con un poquito de agua.

retocada0223pequeIrene, realizó este diseño personalizado para “Pasión Danza Oriental”, como puedes observar el corazón es nuestro símbolo diferenciador, te recomendamos que realices tu propio diseño, deja volar tu imaginación y personaliza tu tarta de una forma única, y que lleve tu esencia. Este fin de semana puedes ponerte manos a la obra. ¡Qué aproveche!

Fotografías: Ana Belén García