Las Diosas Oscuras bailan en la Luz

Este fin de semana asistí a la celebración del círculo de mujeres que dirige mi Maestra Helena Peris en Benicassim (Castellón), la verdad es que ya son más de 10 años de estos encuentros. Me quedé sorprendida de cómo pasa el tiempo, ¡hace ya diez años que participo en estas celebraciones!, es tan enriquecedor y deseo que sigan por muchos años más. Un lugar de encuentro, celebración y unión, donde se honra el compartir, el amor y la creación.

El tema a trabajar y tratar de este pasado encuentro me sorprendió mucho, las guardianas del Este nos encargamos de documentar y lanzar varias preguntas. Y si os pregunto qué es la Diosa Oscura para vosotras, ¿qué contestaríais?

alt "Diosa Kali" title "Diosa Kali"

Ahora os comparto mi descubrimiento. En éste vídeo, la autora explica de forma muy clara aspectos y confusiones relativas a la Diosa Oscura.

Existen Diosas como objeto de culto, pero también están las Diosas que son arquetípicas, que marcan algo en lo que uno puede trabajar con ese arquetipo, que te va a ayudar a superar algo. Y ahí es donde entra a ser una Diosa oscura.

Hay un grupo de Diosas que son oscuras, posteriormente citaré algunas. Y no es que sean oscuras como objeto de culto, son oscuras porque una se choca con ellas, con su propio espejo y se choca con su propia realidad, su propia parte oscura de una misma, por eso se llaman Diosas oscuras.

Cuando invoco a Diosas oscuras no es que esté invocando a la oscuridad, sino que invoco como objeto de culto para que me haga ver las encrucijadas que en ese momento yo tengo y qué camino tengo que encontrar.

La autora del vídeo (Majo), cita a tres y sus cualidades según ella:

–  Inanna, por ejemplo para salir en un momento malo, de una depresión. Por lo que como objeto de culto puedo invocarla para superarlo, pero como arquetipo lo trabajo como espejo porque quiero ver.

Hécate, para ver qué camino tomar, es la parte donde yo me replanteo qué camino quiero seguir, qué quiero en mi vida y qué voy a hacer.

Kali es morir en uno mismo, para resurgir como una nueva persona.

Invocar no desde un lado esotérico, utilizando la visualización, la danza, el movimiento, el estudio y la lectura y ver qué aspectos se reflejan en nostras y cómo pueden ayudarnos determinadas cualidades para afrontar ciertos problemas u obstáculos.

Es curioso como Enriqueta Olivari comenta en su libro “Amarse con los ojos abiertos”, y en sus talleres, que ella busca un super heroe o heroína para identificarse con las cualidades de estos y superar sus problemas. Da igual como se haga, realmente es lo mismo pero a mí personalmente me gusta pensar en la Diosa, y no por lo exótico sino por lo sagrado.

Así que siento decepcionar a aquellos que dicen o inventan, pero las Diosas oscuras no tienen nada ni de oscuras, ni de malas. Sólo que uno ve cómo confrontar conflictos en su vida y salir adelante. No se invoca a la maldad, ni a la magia negra ni nada de nada. Realmente es todo mucho más fácil, ya que no hay magia negra ni magia blanca, porque no es cuestión de magia sino de intención.

Cuando proyectas una intención u otra, realmente mandas mensajes y recibes o das. Históricamente nos han inculcado y nos siguen inculcando una cultura, la del miedo ante lo desconocido. El hacernos algunas preguntas, querer saber más nos da poder, el poder de la palabra, de la respuesta, el empoderamiento y eso es lo que genera miedo a la sociedad, que nos podamos salir del cesto o de la pecera, porque mientras estamos en el cesto somos fáciles de controlar.

No sé si tu respuesta ante la pregunta del principio ha cambiado después de leer el artículo. Te voy a dar mi contestación antes de comenzar a documentarme y a estudiar el tema. Cuando leí diosas oscuras, no sé porque me vino a la mente la menstruación, que es nuestra muerte en cada ciclo y cada mes. Nuestro momento oscuro, en el que aparecen pensamientos y sentimientos que en ocasiones son dañinos y dolorosos. Me ha llamado la atención cuando he leído y visto vídeos del significado de las diosas oscuras, porque es eso, sanar en la oscuridad para seguir en la luz.

Para terminar comparto esta frase o lo que yo interpreté de las palabras de mi compañera María Belén en el círculo: ¡La Diosa no como elemento divino, sino lo divino como mujer!

“Cuando bailas pensando, no funciona”

Cuando tu eres pensando, no trabaja, no funciona.

Cuando estás pensando … no funciona. No funciona, ¿entienden eso?

Porque nosotros vemos … el espectador ve que estás pensando, y nosotros estamos preocupados. Estamos preocupados ¿Estará bien?

Así que tienes que ser un líder. Y tú sólo lo llevas a escena. ¿Qué estamos buscando? ¿Ustedes que creen que estamos buscando?

Estamos buscando las mejores cualidades de la humanidad.

Estamos buscando valentía, audacia, … SIN MIEDO.

Eso es lo que estamos buscando, cualidades de la humanidad: Amabilidad, compasión, gentileza,.

¿Me comprenden?

Cuando ustedes piensan “Soy un bailarín” ¡No!

Ustedes quieren ser una poeta.

Le están llevando a la gente ideas, no pasos. ¿Tiene sentido? Y ¿Adivinen qué?

“No necesitan más técnica para hacer eso”

¡No la necesitan!

Sólo tienen que dejar la idea. Pero algunos tienen miedo, ¿lo entienden?

Así que piensan y posan, y no hay algo más aburrido.

Eso es otro mundo, es un mundo de revistas superficiales, de glamour.

En la danza queremos ver la verdad. Lo que admiran en los seres humanos, ¿son las cosas que admiran en los seres humanos?  ¿sí o no? Y hay cosas que no te gustan, ¿verdad?

Y tenemos esas cosas también dentro de nosotros.

Así que, ¡queremos ver! ¡Queremos ver!

¿Qué es lo que están ustedes diciendo?  ¿Qué están viviendo? ¿Qué están experimentando? No fotografías. ¿Qué van a hacer por mí?

Porque se supone que ustedes sirven al arte.

Si yo fuera su mamá o su papá, diría,.. Es mi hija, ¡es tan linda!

Pero para ser un ser humano que está en un mundo brutal, que está buscando, … tengo sed, oh ¡Qué hermoso!, me siento mejor.

Quiero ser tan hermoso, quiero ser tan honesto. Quiero ser tan audaz, quiero ser tan amable. ¿Me comprenden?

Eso es lo que estamos buscando. Por la forma en que bailas. La forma en que tu mano se mueve, porque es tan honesto. Tú no ves mucha honestidad. ¡No la ves!

Tú no ves mucha honestidad, ¿la ven?

¿Cuál es otra muy real?, humilde, no lo ves mucho.

¡Es hermoso!

Lo puedes tener en tu baile, es como, “Yo no estoy bailando, algo me hace bailar”. Así que no dices “Estoy haciendo esto”. Estoy recibiendo algo. ¡Es hermoso!

¡Sinceridad!

¿Lo captan?

Están son las cosas que tienen que estar dejando. No necesitan mucha técnica, para hacer eso.

Pero eso es lo importante. ¿Tiene sentido?

Lo que tienen que preguntarse es ¿Por qué me estoy frenando? ¿Por qué estoy haciendo fotografías? Y generalmente es porque tienes miedo. Resultado final.

Y para triunfar tienes que ser valiente. Aunque todo el mundo se ría, JAJAJA

A ti no te importa.

¿Me entienden?

Así te digan ¡estúpido!, a ti no te importa.

Tú sigues esa canción, lo siento, es verdad.

Mujeres, no intenten ser bonitas, ¡Es una mentira!

Ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

“Bonita” es una manipulación, ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

La verdad es hermosa.

Extraído del vídeo: Festival Internacional de Danza Contemporánea, San Luis Potosí, México. Lila López.

Bailando en Tribu

El otro día una amiga compartió conmigo este texto, seguramente ya lo habéis leído alguna vez, pero en esta ocasión lo diferente es mi aportación.

Hay una tribu africana que tiene una hermosa costumbre.

Cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos le dicen todas las cosas buenas que él ya ha hecho.

Se dice que esta gente piensa que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros, deseando seguridad, amor, paz y felicidad, pero a veces, en la busca de esas cosas, las personas cometemos errores.

La comunidad ve aquellos errores como un grito de ayuda.

La tribu se reúne para reconectarlo, recordándole quien es realmente, hasta que él recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente: “Yo soy bueno”.

Sawabona es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.”

A esta frase, las personas responden Shikoba que significa: “Entonces, yo existo para ti.”

¿Preciosa tradición verdad?

Por suerte estamos recuperando tradiciones perdidas como ésta. Cada vez más, el perdón y la comprensión forman parte del día a día. Como ya he comentado en otras ocasiones, si alguien nos lastima, nos hace daño, no fue su intención, lo hizo lo mejor que sabía hacerlo, con los recursos que tenía en ese momento. Perdónale y perdónate, hay una medicina que cuanto más la das, más se crea y más cura, se llama “Amor”.

La danza oriental tiene su origen en la práctica de sacerdotisas, las mujeres se reunían danzando y daban las gracias por la fertilidad, fecundidad y el alumbramiento. Con el paso del tiempo, la competitividad se ha introducido en esta danza, dejemos la competitividad de lado y recordemos que hemos nacido para bailar juntos desde la armonía y la comprensión.

sacerdotisasFuente imagen: http://www.marca.com

Cada día, por suerte, estamos recuperando lo ancestral, sagrado, los ritos, las mujeres de hoy en día nos estamos encontrando cada vez más con nostras mismas, escuchando esa voz interior que durante un tiempo permaneció dormida, liberando nuestro verdadero “ser”, creador y sanador.

Dancemos mujeres del mundo, como en las antiguas tradiciones, en tribu, alrededor del fuego, transmitiendo energías de sabiduría, salvando a la madre tierra de tanto dolor y sufrimiento.

Que mejor forma de terminar que con esta canción que nos recuerda que la cooperación entre mujeres es la mejor forma de avanzar y crecer.

Bailar desde quienes somos

alt "danza osho" title "danza osho"Todos los días me dedico unos bailes conmigo misma, ajena a las opiniones del mundo exterior, disfruto de mi introspección. Cada día tengo más claro mi propósito de vida, este vídeo ha sido una gran inspiración y un recuerdo de que quiero compartir alegría con el mundo, quiero llevar un poquito de mi amor a personas que necesitan reencontrarse con su esencia.

Ajena a la forma, me centro en lo que siento, en quien soy y cómo puedo seguir creciendo y avanzando.

Fue un descubrimiento conocer una nueva forma de meditar a través del baile, las meditaciones de Osho, desde el tantra hasta la vivencias y talleres con Enriqueta Olivari.

“Olvida al que danza, al centro del ego; vuélvete la danza. Ésta es la meditación. Danza tan profundamente que olvides por completo que ‘tú’ estás danzando y empieza a sentir que tú eres la danza. La división debe desaparecer; entonces se convierte en meditación” Osho.

Los testimonios del vídeo están llenos de vida y de fortaleza:

– Cuando entramos en el estudio dejo atrás los problemas.

– Ser capaz de hacer algo bello, algo que los demás miren.

– Intento no ser consciente de mis limitaciones.

– Para mí, el no puedo todavía no lo he descubierto.

– Bailar desde lo que somos, sumergirnos en la belleza artística.

– El Parkinson afecta a las articulaciones, la danza te ayuda a dar grasa al movimiento, que se mantenga y no se pierda.

– Mi enfermedad ha mejorado bailando, parece increíble.

– El baile, desde el principio de los tiempos ha sido utilizado para sanar.

– Ampliar el movimiento de cada bailarín superando sus limitaciones, descubrir la danza que está escondida- ES UN RETO CREATIVO.

– Encontrar algo que te da sentido, que te motive, que te den esas ganas de levantarte por la mañana, eso es calidad de vida.

– La alegría, el optimismo, es la única medicación que no necesita receta.

– La actitud hacia la silla, como movemos esa silla, que cada gesto sea artístico.

– Ver desde fuera para percibir las posibilidades coreográficas.

– Cuanto mayor es la limitación, a veces más consciencia del espacio, tienen una sensibilidad hacia el espacio extraordinaria.

– Ser capaz de hacer algo bello que los demás admiren, de creer en mí que soy capaz de hacer esto.

– Una de mis alumnas suele comentar que a veces va a un sitio donde sólo baila ella y nadie más y pregunta ¿Quién es aquí quien tiene la discapacidad?

– Todo el mundo puede bailar, romper barreras.

– Siempre estoy sonriendo.

“Si hay división, entonces es un ejercicio: bueno, saludable, pero no se puede decir que sea espiritual. Es solamente una simple danza. La danza es buena en sí misma: Es buena hasta donde llegue. Finalizada ésta, tú te sentirás fresco, joven. Pero esto todavía no es meditación. El que danza debe irse, hasta que sólo la danza permanezca…. No te quedes fuera, no seas un observador. ¡Participa!” Osho.

Baila con su esencia

No te quedes en la forma sino con la esencia que hay detrás de esa forma…

alt "esencia" title "esencia"

Fuente imagen: http://www.shurya.com

Hace unas semanas publiqué a través de Facebook el cuento del abuelo y su nieto, éste era relatado en la Sección de la Taberna del Derviche Blanco, programa Espacio en Blanco de Radio Nacional de España.

Hoy os comparto otro cuento también entre un abuelo y su nieto, con la misma esencia pero con diferente forma:

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espíritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:

– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:

– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí mismo) nunca muere. Él está en ti y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme, replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:

– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

El anciano dijo:

– Ahora quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:

– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

Fuente: un pasaje de los Upanishads encontrado en el libro “Cuentos espirituales de la India” de Ramiro A. Calle

 

¿Cómo unimos toda esta sabiduría con la danza? Este es el resultado

Me costó conectar con la esencia porque desde muchas clases de danza se centran en la forma, en la coreografía, en el movimiento, he descubierto otra forma de conectar, y cuando lo consigues te das cuenta de ello, porque la danza vive, vibra y esa esencia es la que conecta con el público.

En este vídeo se muestra esa pasión, ese ser individual, que nos hace ser bailarinas diferentes, no somos copias, ni replicas, las copias y las replicas no viven, aquellas bailarinas que conectan con su esencia permanecen siempre vivas.

Algunos comentarios que destacan en el vídeo:

– “Las mujeres se convierten más independientes de su cuerpo”.

– “Los movimientos son la música, es como escribir música. Siento que escribo la música con mi cuerpo”.

– “Belly Dance es una forma de expresarme por mi misma. Es un arte único, me siento de forma diferente cuando bailo esta danza, de forma muy diferente a cuando bailo otros tipos de baile”.

– “Te abres a todo el mundo”.

– “Nada me ha dado tanta paz como esta danza me ha dado”.

– “Situar a las mujeres en lo que hacen y que tomen decisiones por ellas mismas”.

– “Que las mujeres se apoyen unas a otras, bailen juntas, rían”…

Como habéis podido comprobar cada profesional tiene su estilo, y éste está regido por su esencia. Disfruta de tu esencia y nútrete de la esencia de otras personas, profesionales y bailarines que te encuentres por el camino..

En ocasiones nos cuesta ver esa esencia sutil, pero créeme está ahí.

Ana Belén.

El Alma de la Bailarina Late en todo su Cuerpo.

Hoy os traigo un cuento que seguro que habéis escuchado centenares de veces, pero vale la pena volver a leerlo:

 La bailarina

title "bailarinas" alt "bailarinas"

“Había una vez una bailarina que con sus músicos había arribado a la corte del príncipe de Birkaska. Y, admitida en la corte, bailó ante el príncipe al son del laúd y la flauta y la cítara.

Bailó la danza de las llamas, y la danza de las espadas y las lanzas; bailó la danza de las estrellas y la danza del espacio. Y, por último, la danza de las flores al viento.

Luego se detuvo ante el trono del príncipe y dobló su cuerpo ante él. Y el príncipe le solicitó que se acercara, y dijo:

Hermosa mujer, hija de la gracia y del encanto, ¿desde cuándo existe tu arte? ¿Y cómo es que dominas todos los elementos con tus ritmos y canciones?

Y la bailarina, inclinándose nuevamente ante el príncipe, dijo:

-Poderosa y agraciada Majestad, desconozco la respuesta a tus preguntas. Sólo esto sé: el alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta en su corazón; mas, el alma de la bailarina late en todo su cuerpo”.

Gibrán Jalil Gibrán

Bailando por encima de las nubes

 

Hoy me he encontrado por casualidad con este texto tan inspirador y profundo. ¿He dicho casualidad? Llego a la conclusión, unos segundos después, que no es casual y que llega en el momento en el tenía que llegar, ya me pregunté si podía levantarme y tardando algo más que acto seguido, lo hice. Porque el tiempo me ha demostrado que todo lo pone en su lugar y que la intuición calmada, inclusive es más sabia. ¡Celebremos que cada día es un nuevo día!

 “Cuando vuelas por encima de las nubes, el sol resplandece por todos lados. Abajo hay lluvia, nubes y truenos. Cuando te levantas por encima del conflicto, hay libertad y la vastedad de la alta conciencia. Los problemas que aparentan ser serios se vuelven pequeños y más pequeños, hasta que finalmente desaparecen. No le preguntes a nadie lo que debes hacer. Pregúntate a ti mismo:”¿Puedo levantarme por encima de esto?”, y luego nada más, hazlo. Tu sistema sensorial y tu intuición te darán la salida, porque cada día es un nuevo día.” – Yogi Bhajan –