“Cuando bailas pensando, no funciona”

Cuando tu eres pensando, no trabaja, no funciona.

Cuando estás pensando … no funciona. No funciona, ¿entienden eso?

Porque nosotros vemos … el espectador ve que estás pensando, y nosotros estamos preocupados. Estamos preocupados ¿Estará bien?

Así que tienes que ser un líder. Y tú sólo lo llevas a escena. ¿Qué estamos buscando? ¿Ustedes que creen que estamos buscando?

Estamos buscando las mejores cualidades de la humanidad.

Estamos buscando valentía, audacia, … SIN MIEDO.

Eso es lo que estamos buscando, cualidades de la humanidad: Amabilidad, compasión, gentileza,.

¿Me comprenden?

Cuando ustedes piensan “Soy un bailarín” ¡No!

Ustedes quieren ser una poeta.

Le están llevando a la gente ideas, no pasos. ¿Tiene sentido? Y ¿Adivinen qué?

“No necesitan más técnica para hacer eso”

¡No la necesitan!

Sólo tienen que dejar la idea. Pero algunos tienen miedo, ¿lo entienden?

Así que piensan y posan, y no hay algo más aburrido.

Eso es otro mundo, es un mundo de revistas superficiales, de glamour.

En la danza queremos ver la verdad. Lo que admiran en los seres humanos, ¿son las cosas que admiran en los seres humanos?  ¿sí o no? Y hay cosas que no te gustan, ¿verdad?

Y tenemos esas cosas también dentro de nosotros.

Así que, ¡queremos ver! ¡Queremos ver!

¿Qué es lo que están ustedes diciendo?  ¿Qué están viviendo? ¿Qué están experimentando? No fotografías. ¿Qué van a hacer por mí?

Porque se supone que ustedes sirven al arte.

Si yo fuera su mamá o su papá, diría,.. Es mi hija, ¡es tan linda!

Pero para ser un ser humano que está en un mundo brutal, que está buscando, … tengo sed, oh ¡Qué hermoso!, me siento mejor.

Quiero ser tan hermoso, quiero ser tan honesto. Quiero ser tan audaz, quiero ser tan amable. ¿Me comprenden?

Eso es lo que estamos buscando. Por la forma en que bailas. La forma en que tu mano se mueve, porque es tan honesto. Tú no ves mucha honestidad. ¡No la ves!

Tú no ves mucha honestidad, ¿la ven?

¿Cuál es otra muy real?, humilde, no lo ves mucho.

¡Es hermoso!

Lo puedes tener en tu baile, es como, “Yo no estoy bailando, algo me hace bailar”. Así que no dices “Estoy haciendo esto”. Estoy recibiendo algo. ¡Es hermoso!

¡Sinceridad!

¿Lo captan?

Están son las cosas que tienen que estar dejando. No necesitan mucha técnica, para hacer eso.

Pero eso es lo importante. ¿Tiene sentido?

Lo que tienen que preguntarse es ¿Por qué me estoy frenando? ¿Por qué estoy haciendo fotografías? Y generalmente es porque tienes miedo. Resultado final.

Y para triunfar tienes que ser valiente. Aunque todo el mundo se ría, JAJAJA

A ti no te importa.

¿Me entienden?

Así te digan ¡estúpido!, a ti no te importa.

Tú sigues esa canción, lo siento, es verdad.

Mujeres, no intenten ser bonitas, ¡Es una mentira!

Ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

“Bonita” es una manipulación, ustedes quieren ser hermosas, en verdad.

La verdad es hermosa.

Extraído del vídeo: Festival Internacional de Danza Contemporánea, San Luis Potosí, México. Lila López.

Bailar desde quienes somos

alt "danza osho" title "danza osho"Todos los días me dedico unos bailes conmigo misma, ajena a las opiniones del mundo exterior, disfruto de mi introspección. Cada día tengo más claro mi propósito de vida, este vídeo ha sido una gran inspiración y un recuerdo de que quiero compartir alegría con el mundo, quiero llevar un poquito de mi amor a personas que necesitan reencontrarse con su esencia.

Ajena a la forma, me centro en lo que siento, en quien soy y cómo puedo seguir creciendo y avanzando.

Fue un descubrimiento conocer una nueva forma de meditar a través del baile, las meditaciones de Osho, desde el tantra hasta la vivencias y talleres con Enriqueta Olivari.

“Olvida al que danza, al centro del ego; vuélvete la danza. Ésta es la meditación. Danza tan profundamente que olvides por completo que ‘tú’ estás danzando y empieza a sentir que tú eres la danza. La división debe desaparecer; entonces se convierte en meditación” Osho.

Los testimonios del vídeo están llenos de vida y de fortaleza:

– Cuando entramos en el estudio dejo atrás los problemas.

– Ser capaz de hacer algo bello, algo que los demás miren.

– Intento no ser consciente de mis limitaciones.

– Para mí, el no puedo todavía no lo he descubierto.

– Bailar desde lo que somos, sumergirnos en la belleza artística.

– El Parkinson afecta a las articulaciones, la danza te ayuda a dar grasa al movimiento, que se mantenga y no se pierda.

– Mi enfermedad ha mejorado bailando, parece increíble.

– El baile, desde el principio de los tiempos ha sido utilizado para sanar.

– Ampliar el movimiento de cada bailarín superando sus limitaciones, descubrir la danza que está escondida- ES UN RETO CREATIVO.

– Encontrar algo que te da sentido, que te motive, que te den esas ganas de levantarte por la mañana, eso es calidad de vida.

– La alegría, el optimismo, es la única medicación que no necesita receta.

– La actitud hacia la silla, como movemos esa silla, que cada gesto sea artístico.

– Ver desde fuera para percibir las posibilidades coreográficas.

– Cuanto mayor es la limitación, a veces más consciencia del espacio, tienen una sensibilidad hacia el espacio extraordinaria.

– Ser capaz de hacer algo bello que los demás admiren, de creer en mí que soy capaz de hacer esto.

– Una de mis alumnas suele comentar que a veces va a un sitio donde sólo baila ella y nadie más y pregunta ¿Quién es aquí quien tiene la discapacidad?

– Todo el mundo puede bailar, romper barreras.

– Siempre estoy sonriendo.

“Si hay división, entonces es un ejercicio: bueno, saludable, pero no se puede decir que sea espiritual. Es solamente una simple danza. La danza es buena en sí misma: Es buena hasta donde llegue. Finalizada ésta, tú te sentirás fresco, joven. Pero esto todavía no es meditación. El que danza debe irse, hasta que sólo la danza permanezca…. No te quedes fuera, no seas un observador. ¡Participa!” Osho.

Baila con su esencia

No te quedes en la forma sino con la esencia que hay detrás de esa forma…

alt "esencia" title "esencia"

Fuente imagen: http://www.shurya.com

Hace unas semanas publiqué a través de Facebook el cuento del abuelo y su nieto, éste era relatado en la Sección de la Taberna del Derviche Blanco, programa Espacio en Blanco de Radio Nacional de España.

Hoy os comparto otro cuento también entre un abuelo y su nieto, con la misma esencia pero con diferente forma:

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espíritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:

– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:

– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí mismo) nunca muere. Él está en ti y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme, replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:

– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

El anciano dijo:

– Ahora quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:

– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

Fuente: un pasaje de los Upanishads encontrado en el libro “Cuentos espirituales de la India” de Ramiro A. Calle

 

¿Cómo unimos toda esta sabiduría con la danza? Este es el resultado

Me costó conectar con la esencia porque desde muchas clases de danza se centran en la forma, en la coreografía, en el movimiento, he descubierto otra forma de conectar, y cuando lo consigues te das cuenta de ello, porque la danza vive, vibra y esa esencia es la que conecta con el público.

En este vídeo se muestra esa pasión, ese ser individual, que nos hace ser bailarinas diferentes, no somos copias, ni replicas, las copias y las replicas no viven, aquellas bailarinas que conectan con su esencia permanecen siempre vivas.

Algunos comentarios que destacan en el vídeo:

– “Las mujeres se convierten más independientes de su cuerpo”.

– “Los movimientos son la música, es como escribir música. Siento que escribo la música con mi cuerpo”.

– “Belly Dance es una forma de expresarme por mi misma. Es un arte único, me siento de forma diferente cuando bailo esta danza, de forma muy diferente a cuando bailo otros tipos de baile”.

– “Te abres a todo el mundo”.

– “Nada me ha dado tanta paz como esta danza me ha dado”.

– “Situar a las mujeres en lo que hacen y que tomen decisiones por ellas mismas”.

– “Que las mujeres se apoyen unas a otras, bailen juntas, rían”…

Como habéis podido comprobar cada profesional tiene su estilo, y éste está regido por su esencia. Disfruta de tu esencia y nútrete de la esencia de otras personas, profesionales y bailarines que te encuentres por el camino..

En ocasiones nos cuesta ver esa esencia sutil, pero créeme está ahí.

Ana Belén.

¡Disfruta de tu baile!

Hoy os traigo una reflexión del libro “los cuatro acuerdos” del Dr. Miguel Ruíz, seguro que no os dejará indiferentes:

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo: “Maestro, si medito cuatro horas al día ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?”. El maestro le miró y le respondió: “Si meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años”.

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: “Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?”

El maestro le miró y el respondió: ¿Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años”.

“Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?” Preguntó el hombre.

El maestro contestó: “No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz”.

la vida es aprender a bailar bajo la lluvia

Os aseguro que en mi experiencia personal me he agobiado por intentar alcanzar cosas u objetivos antes de tiempo, olvidándome de que lo estaba haciéndolo porque me apasionaba y de la verdadera esencia. La danza oriental no fue una excepción, aprender a aislar partes de mi cuerpo sin moverlas al mismo tiempo, conocer la coordinación, el ritmo y hacerlo todo de forma armoniosa y disfrutando del momento fue todo un reto. Pero llegó un momento en el que mi mente dejo de pensar y de exigirse, y fue en ese preciso instante en el que logré fluir, disfrutando de mi baile y de mi esencia.

 

“Es paso a paso como se logra bailar. Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que bailes, puedes vivir, amar y ser feliz bailando”.

Belly Dance Adiemus. ¡El arte de ser!

Se trata de sentir, no importa procedencia, escenario, mar, montaña, castillo, roca o piedra. Simplemente coge un instrumento, sin olvidar que el mejor que puedes tener es mover tu cuerpo con la ayuda de tu alma y de tu espíritu.

Os dejo este precioso vídeo que he encontrado en los mundos del Youtube:

Me parece muy interesante ver la esencia de cada bailarina, el particular estilo de cada una, ahí está la diferencia, en el arte de ser nosotras mismas. No hay movimiento mal representado porque todo es creación.

Durante tiempo se ha estudiado el movimiento, se ha perfeccionado, interiorizado, pero llega un momento en el que éste se libera y surge tu carisma, tu naturalidad y tu estilo.

Hace unos días escuché en una meditación guiada una reflexión que me llegó profundamente, interiorizando rápidamente el significado y mi propia interpretación. Ésta decía: “Una Margarita puede querer ser como una Rosa. Oler como ella, tener su textura, sus espinas y su variedad de colores. Pero si la Margarita consigue ser una Rosa, se perderá la magia, virtud, cualidades y autenticidad de ser una Margarita”

Danzarinas del mundo, os invito a aprender de las Rosas pero no olvidéis que es muy hermoso ser una Margarita propia, con el conocimiento adquirido pero brillando con vuestra propia esencia.

Nos reuniremos pronto…

Bailando sin máscaras

Hoy os traigo estos vídeos inspiradores de Zoe Jakes, comenzaré haciendo una breve explicación de esta bailarina, para terminar posteriormente, con una interpretación propia del baile de las máscaras en la vida misma.

Zoe Jakes es considerada una de las mejores bailarinas y reconocida maestra de Tribal Fusión a nivel mundial. Inició su formación artística desde niña con clases de jazz y de ballet. En el año 2001 descubre el mundo del Belly Dance, y comienza sus estudios en este estilo, llegando a ser miembro de la compañía de danza étnica Aywah en el año 2001.

Es considerada una bailarina innovadora, que se inspira del Art Nouveau, tango, break dance y la danza clásica hindú. Su interpretación de la danza tribal está basada en la danza clásica de la India, el Kathak. Fuente: Blackmamtribe.com

En el año 2007 fue nominada por Zaghareets “Mejor Artista de Interpretación”. Seguro que después de ver los vídeos anteriores no nos queda duda de su creatividad, puesta en escena e interpretación.

Ahora ha llegado el momento que estabais esperando, mi interpretación del baile de las máscaras en la vida:

Lo difícil es bailar sin máscaras, mostrarnos tal y como somos, ser nosotros mismos. ¿Por qué es difícil cuando debería ser sencillo?, siguiendo el consejo de mi madre: ¡Ana Belén, muéstrate tal y como eres! Siempre que tengo una reunión importante, una ponencia, una evaluación, un espectáculo, etc, ella siempre me recuerda esta frase.

Mostrarnos tal y como somos, así de simple o de complicado. Me llama la atención, y me descoloca al mismo tiempo, las personas que tienen dos caras, aquellas que se ponen una máscara y que me cuesta conocer cien por cien, porque no sé si son auténticas o es un guión que se han aprendido.

Por qué te empeñas en mostrar una cara ficticia, colocándote una máscara para ocultar la tuya, ¿será que tienes miedo a mostrarte tal y como eres o simplemente es un mecanismo de defensa?, miedo a ser herido o herida, a no ser aceptado, a ser excluido… Miedo, simplemente miedo.

Pero por un momento me pongo a leer el lenguaje de tu mirada, tus ojos me explican y me muestran tal y como eres sin miedo, y por un instante mi intuición, y mi corazón me dicen que no mientes, no hay nada malo, ni nada bueno, solamente es. Aceptación, cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles, no lo dudes, cuando encuentras tu centro, cuando te encuentras te muestras tal y como eres, mostrando tu esencia, esa que perdura en el tiempo.

No podemos ir en contra de lo que somos o de lo que sentimos, no podemos cohibirnos o reprimirnos eternamente, porque si lo hacemos los bloqueos se van acumulando poco a poco, en lugares difíciles de localizar dentro de nuestro cuerpo. Los dolores intentan expresarlos pero sólo aquellos que realizan radiografías de las emociones logran localizarlos.

No temas a quitarte la máscara y mostrarte tal y como eres, al final del camino algo muy bueno te espera. No lo dudes, siéntelo, el escenario de la vida te espera: ¡Baila sin máscara, con tu esencia y emotividad!

Bailando con Luz

Si lo puedes imaginar lo puedes bailar. ¿Os habéis imaginado alguna vez cómo sería bailar con luz? Independiente del estilo de danza y de la música, hay una cosa de la que estoy completamente segura, y es de nuestra infinita luz interior.

En ocasiones nos cuesta verla, por eso cuando alguna persona nos dice lo bien que hacemos las cosas, la magia que desprendemos, lo bien que bailamos o la hermosa sonrisa que tenemos, nos sentimos infinitamente bien.

Hoy en día encontramos muchos espectáculos, algunos pasarán desadvertidos, otros se quedaran fijos en nuestras retinas y en nuestra mente. Y de qué depende que esto suceda, seguro que tienes tu respuesta. La mía es “Originalidad”.

Creo que la originalidad no se puede copiar, puede que asistas a espectáculos, conferencias, reuniones, clases, o lo que quiera que sea, que te gusten ideas y que las copies, pero esa originalidad originaria no comunicará, ni llegará, porque no es tuya. Por eso mi consejo es que te escuches, pienses y utilices tu intuición y creatividad para crear.

En una ocasión hablé de nuestro nombre y de nuestra esencia en mi artículo: “Mi Nombre, Mi Marca, Mi Esencia”, para mí la esencia es el aroma de la personalidad, esa que se forma desde que nacemos y perdura aun después de muertos. Cuando el recuerdo llame a la puerta de las personas que se quedan viviendo en la tierra, ahí estará la esencia de todo lo que viviste y compartiste.

¿Quién no ha escuchado, y más todavía en la situación actual, que no se puede vivir de la danza y del espectáculo? Es difícil, pero creo firmemente que aquellos que forman su estilo propio, que trabajan duro para diferenciarse, lo lograrán, tarde mucho y tarde poco, todo llega con esfuerzo y dedicación.

Intentando imaginar cómo sería el baile de la luz, y pensando en la luz interior, el Karma de Internet me sorprende una vez más con este vídeo:

Bonito regalo de Quixotic Fusion para la tarde de domingo, tomate estos minutos para disfrutar del placer de la danza y de la originalidad de la luz. Y recuerda que tienes la infinita luz para crear, no hace falta copiar, te puedes inspirar pero crea y disfruta de tu creación. ¡Feliz danza! ¡Feliz creación!