Un poco de historia ¿Nos situamos?

La danza oriental es una de las danzas más antiguas del mundo, esta danza combina elementos tradicionales de Oriente Medio junto con otros del Norte de África y tiene movimientos comunes que encontramos en multitud de culturas distintas.

El origen exacto de este baile es motivo de debate, ya que surgen diferentes puntos de vista, debido a los diferentes estudios realizados a lo  largo de la historia. Las propias bailarinas han sido las encargadas de recopilar información y compartirla a través de libros y artículos, como podemos comprobar con este vídeo introductorio sobre la historia, y perteneciente al libro “Danza del Vientre” de Devorah Korek, de la editorial Oceano.

Las teorías existentes y más extendidas, son las relacionadas con la descendencia de las danzas del antiguo Egipto. Encontramos del mismo modo historias testimoniales sobre esta danza, como las procedentes de un baile religioso que practicaban antiguamente las sacerdotisas en los templos, y las relacionadas con prácticas tradicionales de fecundidad y alumbramiento.

Otros puntos de vista, provenientes de varias investigaciones, sugieren la danza gitana como su origen. A partir del siglo V grupos diversos del norte de India iniciaron una emigración hacia el Oeste, éstos sobrevivían como artesanos, músicos y bailarines. En el idioma contemporáneo, a los músicos ambulantes se les llama “dom o rom”, el mismo término con que se designa a los gitanos.

Tiene especial relevancia esta huella gitana en Egipto. Una tribu relacionada con los egipcios son los “ghawazi” (término que significa forastero), de los que se cree que se instalaron en las periferias de las ciudades egipcias y comenzaron a realizar espectáculos y danzas como medio de ganarse la vida.

Fotos historiaExistía otro grupo de mujeres que se ganaban la vida actuando, las “awalim”. Este grupo, era mucho más respetado y actuaban sobretodo en las residencias de la gente más adinerada. Tenían conocimientos de música, oratoria, danza y poesía.

Sobre el siglo XVIII, se pone de moda un cierto gusto por lo oriental. Éste se convertirá muy pronto en un fenómeno, después de que Napoleón conquistase Egipto. Es entonces cuando artistas e intelectuales comienzan a considerarlo como algo exótico. En el siglo XIX “El orientalismo” es un fenómeno establecido.

Todo este atractivo no pasa desapercibido para los promotores de espectáculos en Europa y Estados Unidos. En ese contexto nacieron las primeras exposiciones universales.

En el próximo post conoceremos un poco más sobre la historia de la danza oriental, cortometrajes históricos y películas clásicas donde aparecen bailarinas del estilo oriental. ¿Continuamos dándole al play?

Fuentes: wikipedia, web de Rebecca De Schryver, Libro: Danza del vientre de Devorah Korek.

Fotografías: Primera (ghawazi), segunda (awalim) y tercera (ghawazi).

Anuncios