Bailar en el desierto es sinónimo de Bailar por la Libertad

alt "desert dancer" title "desert dancer"Deseando que estrenen en España la película basada en la vida real de Afshin Ghaffarian, un joven Iraní que llegó hasta las últimas consecuencias para cumplir su sueño: Bailar.

El trailer no nos deja indiferentes, por lo menos a mí:

“Bailando por la libertad” es el primer largometraje del director británico Richard Raymond. La película abrió el Festival de Cine de Santa Bárbara y llenó con 2,000 asistentes el histórico Teatro Arlington.

Encontramos como protagonista principal a Reece Ritchie, quien hace el papel del joven Afshin. Lo acompañan Tom Cullen (Downton Abbey) y Freida Pinto (Slumdog Millionaire), quien entrenó intensamente 8 horas diarias durante 14 semanas para interpretar a Elahen, una bailarina que aprendió a bailar gracias a su madre y que luego ayuda a Ghaffarian a perfeccionar sus movimientos. Fuente: extroversia

La coreografía fue dirigida por el reconocido británico Akram Khan, cuya compañía se presentó en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpico de Londres de 2012 y ha recibido múltiples premios, entre ellos el Laurence Olivier.

Datos técnicos aparte, lo que nos interesa es la intensa y pasional vida de Afshin que aprendió los movimientos de Michael Jackson, Gene Kelly y Pina Bausch, entrando de forma clandestina a YouTube en medio de las agitadas elecciones presidenciales de 2009 en Irán. 

En esta película podemos ver lo que ocurre cuando la libertad de expresión es amenazada, y cuando algo tan libre como el baile es prohibido en un país.

¿Realmente se puede prohibir la expresión por medio del baile y del cuerpo?  Cuando esto sucede, la única forma de bailar es de forma clandestina, tomando la danza como una expresión que permite el control de tu vida propia, es así como Afshin encuentra un lugar propio donde puede crear sin reglas.

La historia comienza en una habitación tranquila que guarda el mejor de los tesoros, desafiando al sistema y al gobierno usando la única arma con la que contaban: “Bailar puede ser cualquier cosa, despedirse, hincarse para orar… o alzar el puño porque crees en algo”… Para luchar por la libertad.

¿Para qué bailar si nadie puede verte? Pero hay un lugar donde puedes bailar y sentir lo que es respirar, el Desierto.

Porque no pueden prohibir algo tan básico como es bailar. Esta historia nos muestra que podemos encontrar en nuestro cuerpo una herramienta para declarar nuestra libertad.

Alt "película bailando por la libertad" Title "película bailando por la libertad"

 

Scott Feinberg de The Hollywood Reporter afirmó: “es una de las más impresionantes y conmovedoras películas de apertura que he visto en los siete años de asistir al festival, celebrar la libertad de expresión tan solo semanas después del ataque terrorista a Charlie Hebdo en París demostró cómo algunos quieren reprimir el hecho”.

Mi Historia

¿Cómo empezó mi pasión por la danza oriental?

Descubrí la danza oriental en manos de una Gran Maestra, no sólo una maestra de danza, sino una maestra de la vida. Helena Peris me enseñó a desbloquearme, a descubrir que mi cuerpo necesitaba fluir, que podía comunicar con mi movimiento, a sacar mi niña interior, a improvisar con mi sonrisa interior, a escuchar a mi cuerpo y a darle aquello que necesitaba. Estaba naciendo una nueva mujer, una “mujer radiante”.

La vida nos presenta a personas importantes, a personas que dejan una huella en nosotros, y que llegan en el momento que tienen que llegar.

Posteriormente llegó Annelise Veiga, y mis compañeras de la compañía de danza “Daluna”. Si tuviera que escribir todo lo que he aprendido y aprendo de ellas, no tendría espacio suficiente en este blog. Destacaría la sencillez y bondad personal de Anne, su profesionalidad, su metodología y respeto hacia la profesión, la danza y  hacia las personas. Compañeras de historias, las Dalunas hemos asistido como alumnas a talleres de profesionales de gran talla internacional y nacional, como Mahmoud Reda y Farida Fahmy, Gloria Alba, Mónica Tello, Teresa Tomás,  ….

Sigo preparada para conocer a grandes maestros, de la vida y de la danza, porque el mundo está lleno de gente que vale la pena conocer….

Para finalizar comparto este hermoso regalo de mis compañeras y amigas “Dalunas”, un relato de “Michael Jackson”:

RegaloLa conciencia se expresa a través de la creación. Este mundo en que vivimos es el baile del creador. Los bailarines vienen y van en un abrir de ojos, pero el baile sigue vivo.

En muchas ocasiones cuando estoy bailando, me he sentido tocado por algo sagrado. En esos momentos he sentido mi espíritu elevarse y llegar a ser uno con todo lo que existe.

Me convierto en las estrellas y la luna.

Me convierto en el amante y el amado.

Me convierto en el vencedor y el vencido.

Me convierto en el amo y el esclavo.

Me convierto en el cantante y la canción. Me convierto en el conocedor y lo conocido.

Sigo bailando y entonces, llega la danza eterna de la creación.

El creador y la creación se funden en una plenitud de gozo.

Sigo bailando y bailando … y bailando, hasta que sólo hay danza.

Autor: Michael Jackson