Las Diosas Oscuras bailan en la Luz

Este fin de semana asistí a la celebración del círculo de mujeres que dirige mi Maestra Helena Peris en Benicassim (Castellón), la verdad es que ya son más de 10 años de estos encuentros. Me quedé sorprendida de cómo pasa el tiempo, ¡hace ya diez años que participo en estas celebraciones!, es tan enriquecedor y deseo que sigan por muchos años más. Un lugar de encuentro, celebración y unión, donde se honra el compartir, el amor y la creación.

El tema a trabajar y tratar de este pasado encuentro me sorprendió mucho, las guardianas del Este nos encargamos de documentar y lanzar varias preguntas. Y si os pregunto qué es la Diosa Oscura para vosotras, ¿qué contestaríais?

alt "Diosa Kali" title "Diosa Kali"

Ahora os comparto mi descubrimiento. En éste vídeo, la autora explica de forma muy clara aspectos y confusiones relativas a la Diosa Oscura.

Existen Diosas como objeto de culto, pero también están las Diosas que son arquetípicas, que marcan algo en lo que uno puede trabajar con ese arquetipo, que te va a ayudar a superar algo. Y ahí es donde entra a ser una Diosa oscura.

Hay un grupo de Diosas que son oscuras, posteriormente citaré algunas. Y no es que sean oscuras como objeto de culto, son oscuras porque una se choca con ellas, con su propio espejo y se choca con su propia realidad, su propia parte oscura de una misma, por eso se llaman Diosas oscuras.

Cuando invoco a Diosas oscuras no es que esté invocando a la oscuridad, sino que invoco como objeto de culto para que me haga ver las encrucijadas que en ese momento yo tengo y qué camino tengo que encontrar.

La autora del vídeo (Majo), cita a tres y sus cualidades según ella:

–  Inanna, por ejemplo para salir en un momento malo, de una depresión. Por lo que como objeto de culto puedo invocarla para superarlo, pero como arquetipo lo trabajo como espejo porque quiero ver.

Hécate, para ver qué camino tomar, es la parte donde yo me replanteo qué camino quiero seguir, qué quiero en mi vida y qué voy a hacer.

Kali es morir en uno mismo, para resurgir como una nueva persona.

Invocar no desde un lado esotérico, utilizando la visualización, la danza, el movimiento, el estudio y la lectura y ver qué aspectos se reflejan en nostras y cómo pueden ayudarnos determinadas cualidades para afrontar ciertos problemas u obstáculos.

Es curioso como Enriqueta Olivari comenta en su libro “Amarse con los ojos abiertos”, y en sus talleres, que ella busca un super heroe o heroína para identificarse con las cualidades de estos y superar sus problemas. Da igual como se haga, realmente es lo mismo pero a mí personalmente me gusta pensar en la Diosa, y no por lo exótico sino por lo sagrado.

Así que siento decepcionar a aquellos que dicen o inventan, pero las Diosas oscuras no tienen nada ni de oscuras, ni de malas. Sólo que uno ve cómo confrontar conflictos en su vida y salir adelante. No se invoca a la maldad, ni a la magia negra ni nada de nada. Realmente es todo mucho más fácil, ya que no hay magia negra ni magia blanca, porque no es cuestión de magia sino de intención.

Cuando proyectas una intención u otra, realmente mandas mensajes y recibes o das. Históricamente nos han inculcado y nos siguen inculcando una cultura, la del miedo ante lo desconocido. El hacernos algunas preguntas, querer saber más nos da poder, el poder de la palabra, de la respuesta, el empoderamiento y eso es lo que genera miedo a la sociedad, que nos podamos salir del cesto o de la pecera, porque mientras estamos en el cesto somos fáciles de controlar.

No sé si tu respuesta ante la pregunta del principio ha cambiado después de leer el artículo. Te voy a dar mi contestación antes de comenzar a documentarme y a estudiar el tema. Cuando leí diosas oscuras, no sé porque me vino a la mente la menstruación, que es nuestra muerte en cada ciclo y cada mes. Nuestro momento oscuro, en el que aparecen pensamientos y sentimientos que en ocasiones son dañinos y dolorosos. Me ha llamado la atención cuando he leído y visto vídeos del significado de las diosas oscuras, porque es eso, sanar en la oscuridad para seguir en la luz.

Para terminar comparto esta frase o lo que yo interpreté de las palabras de mi compañera María Belén en el círculo: ¡La Diosa no como elemento divino, sino lo divino como mujer!

¡Danza del vientre beneficio para tu salud!

Hoy traemos otro artículo de redinformativa.cl que nos informa sobre los beneficios de la danza del vientre para la salud, hay tantos como razones para ir bailando a apuntarte ya.

Aquí va la versión de Pasión Danza Oriental: Si estás aburrida de ejercicios físicos sin gracia y no has encontrado un estilo de danza que te llene, no pienses más, la danza oriental lo tiene todo, no sólo se danza para vencer el stress, sino que cura a nivel emocional y espiritual.

El primer punto de partida para aquellas personas que se quieren iniciar en esta danza es partir del conocimiento de nuestro cuerpo y de la correcta utilización y técnica de los movimientos ondulantes y musculares que permiten desarrollar posteriormente tu estilo.

Como en todo en esta vida, la práctica es lo más importante pero para ello es imprescindible conocer primero conceptos teóricos básicos, así como la evolución del estilo en la historia, viendo la diferencia entre el estilo más clásico y el moderno y fusiones orientales.

Tenéis alguna duda más para apuntaros, pues os dejos las respuestas de la profesora Valeria Biolley en la entrevista indicada en el enlace de red informativa:

EDAD

“Una de las grandes ventajas de esta danza es que puede practicarse a cualquier edad. Es incluso en la madurez cuando la mujer puede sacar un mayor partido de su riqueza expresiva ya que cuenta con una mayor experiencia y vivencias que comunicar”.

CUERPO

“La danza oriental admite cualquier tipo de cuerpo, peso y medidas. Cualquier mujer puede desarrollar su propio estilo y mejorar además su aspecto físico por el excelente trabajo muscular que realiza”.

EJECUCIÓN

“El tiempo que puede llevar aprender la técnica es relativo, depende de las capacidades de cada mujer y de los objetivos que se quieran alcanzar. En general cada persona encuentra unos movimientos que le serán fáciles, otros que requerirán una mayor constancia y concentración para su dominio. Poco a poco su práctica resulta cada vez más fácil y sobre todo gratificante”.

ROPA

“Cualquier indumentaria cómoda que permita moverse libremente y con la que el profesor/a pueda ver con claridad los movimientos. Se suele añadir un caderin o pañuelo atado a la cadera para resaltar el movimiento”. “El calzado tiene que ser de suela muy flexible como el que se utiliza en otras danzas, aunque es suficiente con un par de calcetines o ir descalzados”.

OMBLIGO

“No todas la bailarinas enseñan el ombligo. Muchas bailarinas profesionales utilizan trajes que cubren toda la zona abdominal, ajustados para apreciar el movimiento”.

Y LOS HOMBRES ¿BAILAN?

“Por supuesto que los hombres bailan, existen muchos profesionales que lo hacen, y es tradición en los países árabes que los hombres bailen. Aunque quizás con algunas diferencias de estilos”.

alt "beneficios danza del vientre" title "beneficios danza del vientre"

Curarse Bailando

alt"curarse bailando" title "curarse bailando"

Hoy os traído este artículo del Dr. Amadeo Cernuda.

La danza es tan antigua como el hombre, y su presencia se puede constatar desde la más remota antigüedad. Podemos encontrar representaciones en las pinturas rupestres de nuestros antepasados y recorrer todas la épocas de la historia observando su evolución paralela a la propia evolución del hombre. Las diferentes modalidades obedecen a las características específicas de los grupos culturales que las vivencian.

El término danza es muy amplio ya que incluye múltiples actividades motrices entre las que se encuentran las primigenias coreografías viscerales que los chamanes interpretaban para controlar las fuerzas naturales, los bailes místicos de exaltación religiosa, los desenfrenos orgiásticos paganos y las más sofisticadas creaciones artísticas. En su evolución la danza ha recorrido diferentes caminos:

Ritual mágico-religioso: la danza formó parte de elaborados rituales dirigidos al control de las desconocidas fuerzas de la naturaleza y a la comunicación con otros mundos y entidades mediante el trance.

Recreación social: como necesidad de socializar la fuerza física a través del movimiento rítmico, en una coordinación colectiva, con el fin de facilitar los vínculos sociales.

Espectáculo teatral: el desarrollo de las formas expresivas artísticas y su elaboración técnica propició las bases del espectáculo teatral. El bailarín escenifica para un público sensible que voluntariamente presta atención y valora socialmente su interpretación.

La vía terapéutica: éste sería el camino de la danza como terapia del que nos vamos a ocupar en este artículo.

Las cuatro vías de la danza, aunque con características propias y con preponderancia en diferentes épocas, no son sin embargo excluyentes entre sí: la vía terapéutica integra aspectos de todas las anteriores.

La danza como terapia

Esta disciplina terapéutica se conformó oficialmente en 1942, fecha en que el Hospital Elizabeth, en Washington (EEUU), contrató a Marian Chace (1896-1990) como terapeuta de danza. Aunque en muchos medios se utilizan indistintamente los términos danza y movimiento, cada uno de ellos hace referencias a marcos distintos: el movimiento abarca todo el mundo de la moción física, y la danza es un acto creativo que se produce dentro de este mundo. La American Dance Therapy Association define la terapia de danza como la utilización psicoterapéutica del movimiento que potencia la integración física, cognitiva y emocional del individuo.

La Danza Movimiento Terapia (DMT) es una técnica corporal que interrelaciona arte y ciencia, en este caso la danza y la psicología, para atender y prevenir problemas de salud y educación. Nace de la danza en su forma más simple y de los movimientos naturales y espontáneos del ser humano. Es la expresión del interior de las personas a través de la danza-movimiento; permite emerger la creatividad por medio de la expresión y la sensibilidad para promover la aceptación de unos mismo y de los demás.

La DMT busca la integración psicofísica; trabaja la imagen y el esquema corporal y aproxima a las personas a una visión más realista de su cuerpo y sus posibilidades, con lo que aumenta la confianza y el bienestar personal.

Fuente:

alt "danzaterapia" Title "danzaterapia"

Belly Dance Adiemus. ¡El arte de ser!

Se trata de sentir, no importa procedencia, escenario, mar, montaña, castillo, roca o piedra. Simplemente coge un instrumento, sin olvidar que el mejor que puedes tener es mover tu cuerpo con la ayuda de tu alma y de tu espíritu.

Os dejo este precioso vídeo que he encontrado en los mundos del Youtube:

Me parece muy interesante ver la esencia de cada bailarina, el particular estilo de cada una, ahí está la diferencia, en el arte de ser nosotras mismas. No hay movimiento mal representado porque todo es creación.

Durante tiempo se ha estudiado el movimiento, se ha perfeccionado, interiorizado, pero llega un momento en el que éste se libera y surge tu carisma, tu naturalidad y tu estilo.

Hace unos días escuché en una meditación guiada una reflexión que me llegó profundamente, interiorizando rápidamente el significado y mi propia interpretación. Ésta decía: “Una Margarita puede querer ser como una Rosa. Oler como ella, tener su textura, sus espinas y su variedad de colores. Pero si la Margarita consigue ser una Rosa, se perderá la magia, virtud, cualidades y autenticidad de ser una Margarita”

Danzarinas del mundo, os invito a aprender de las Rosas pero no olvidéis que es muy hermoso ser una Margarita propia, con el conocimiento adquirido pero brillando con vuestra propia esencia.

Nos reuniremos pronto…

El arte de fluir

Hemos comprobado la importancia de la improvisación en la música y en la danza oriental. Por eso quería dedicar un artículo a la expresividad, el movimiento y el fluir a través de la danza.

Hoy en día, existen muchas terapias que utilizan técnicas psicocorporales que nos ayudan a superar los pequeños obstáculos que la vida nos presenta. Superación a través de la danza, que herramienta más poderosa y divertida ¿no?.

El movimiento a través de la danza y la expresión nos ayuda a escuchar a nuestro cuerpo, a identificar las tensiones que sufrimos, poder reducirlas y vivir comunicándonos continuamente con nosotros mismos. ¡Da a tu cuerpo aquello que te pide, pero para conseguirlo, antes tienes que escucharlo!

El cuerpo expresa continuamente, dice lo que somos, muchas veces no somos conscientes del grado de comunicación de nuestro cuerpo. Nuestra postura corporal nos dice, si estamos seguros de nosotros mismos, si estamos felices o tristes. Nuestro cuerpo está lleno de huellas del pasado y de experiencias vividas, la danza oriental nos ayuda, a mi me ayudó bastante, a corregir nuestra postura corporal y a sanar heridas del corazón.

corrección posturaDanzando, nuestro cuerpo se vuelve cada vez más flexible, más dispuesto a moverse y a cambiar, esos cambios se realizan poco a poco y sin que apenas nos demos cuenta.

A lo largo de la historia, la danza ha sido un aspecto importante de todas las culturas. Como hemos leído en la historia de la danza oriental, las mujeres bailaban  para expresar su alegría en los nacimientos y como rito a la fertilidad.

Según Viciana y Arteaga (1997), el baile está lleno de posibilidades expresivas, físicas, emocionales y de movimiento, y tiene asociado un carácter distensionador, agradable y sociabilizador.

Cuéllar (1998), habla de la danza como un lenguaje del cuerpo y, a la vez, una actividad psicomotriz que combina armoniosamente movimientos en el espacio. La Danza, además, es arte y una forma de expresión por medio del movimiento. Su trabajo y desarrollo permite coordinar destreza física, actividad intelectual y expresión de emociones y sentimientos.

Por eso, la danza es mucho más que un simple conjunto de movimientos, es una forma de adoración que refleja una actitud del corazón, una expresión que desata el fluir del espíritu.

¡Déjate fluir mientras danzas, si este velo puede tú también!

 

“Tenemos el arte para que la verdad no nos mate (…) para nosotros el mundo es demasiado (…) tanto, tanto, tanto… ¡Demasiado! ¡Destroza el corazón! ¿Y entonces? Encuentra el arte. Toma el pincel. Aviva el paso. Mueve las piernas. Baila. Prueba el Poema.” Ray Bradbury.

Fuente foto: postura