Fusión entre el Remojón y la Pipirrana granadina.

Toda la vida creyendo que el remojón de mi madre era el auténtico granadino y resulta que documentándome sobre la gastronomía Al-Andalus descubro que es una fusión entre remojón y pipirrana.

Pues sí, pero es agradable descubrir como mi abuela Clotilde fusionó ambas recetas, ya que esta receta es original de ella.

El remojón es la cena estrella de las noches de verano, es una receta fresquita, con sabor, vitaminas y rociada con el hilo de oro (el aceite de oliva virgen extra).

Receta Remojón herencia de mi abuela:

remojón composiciónpeque

Ingredientes: Tomates, pepinos, bacalao salado y seco, atún, aceitunas negras con hueso, sal, agua, abundante aceite y vinagre.

Preparación: Picar los tomates a trocitos, los pepinos a cuadritos, hacer tiras pequeñas con el bacalao, e ir incorporando todos los ingredientes. Por último añadir la sal, un poco de agua, aceite y vinagre, remover con una cuchara.

Esta receta depende del gusto de cada uno, por ejemplo a mi madre le gusta la consistencia, por eso le añade bastante aceite para poder mojar con el pan (que vicio el moje del pan). La cantidad de tomates, pepinos y demás ingredientes dependerá del número de comensales.

Según he descubierto la receta original del remojón granadino herencia árabe, lleva naranja, huevo cocido, aceitunas, bacalao, cebolla y aceite de oliva. No lleva tomate, atún, agua, sal, y tampoco vinagre. Hay algunas recetas que le añaden patata cocida, por ejemplo os pongo esta versión de Directo al Paladar.

La preparación es prácticamente la misma: Se pelan y cortan las naranjas (pueden ser en rodajas finas o en gajos, según el gusto personal), se añade la cebolla picada, el bacalao cortado en migas o tiras (hay personas que lo desalan, según los gustos, en mi casa no lo desalamos porque nos gusta mucho el sabor de la sal). Agregar las aceitunas (hay gente que las pone sin hueso, pero a mí me gustan más con hueso, depende del gusto de cada uno) y rociar con un chorrito de aceite de oliva.

¿Ya tienes el pan preparado?

Fotografías: Ana Belén García.

Anuncios

Cocina árabe, recuperando sabores

La cocina árabe es muy rica, ya que engloba al conjunto de comidas tradicionales de los países que se encuentran entre la Península Arábica y el Norte de África. Se puede decir que la cocina árabe es una mezcla equilibrada de la dieta mediterránea y también de la cocina Hindú.

Diversas culturas gastronómicas se entremezclan en la cocina árabe, gracias a la larga tradición comercial y a las diferentes relaciones exteriores entre diferentes terriorios, como por ejemplo entre los países árabes y los de la India. El empleo de hierbas aromáticas como el tomillo y la menta, y especias como el sésamo, el curry, el azafrán y la canela, confieren a esta cocina un sabor exótico diferenciador.

La verdura es muy empleada en esta variedad de cocina, utilizándose en muchos de sus platos el pepino, la berenjena y la cebolla. Los cítricos no se quedan desbancados y se combinan en multitud de platos.

cuscus

En España tenemos la suerte de contar con una influencia considerable de esta cocina, podríamos denominarla gastronomía Al-Andalus (Andalusí). Compuesta por tradiciones gastronómicas practicadas en el territorio de la Península Ibérica en el período musulmán, durante la Edad Media (711-1492). Por lo que, hoy en día algunas de las recetas de la gastronomía de España cuentan con aromas y memorias de esta gastronomía, que ejerció su influencia sobre el territorio durante casi 800 años.

Va siendo hora de recuperar aromas y sabores, en este apartado iré indicando recetas árabes, andaluzas de la influencia del período Andalusí, así como fusiones y creaciones propias, ya que la creatividad no tiene límites. ¡Ves preparando la cuchara!

Fotografía: photo credit: <a href=”http://www.flickr.com/photos/akane86/4779362555/”>Akane86</a&gt; via <a href=”http://photopin.com”>photopin</a&gt; <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/”>cc</a&gt;