El baile del yogur y la granada.

La granada es una fruta que aporta multitud de beneficios para la salud, tiene un gran poder antioxidante y algunos especialistas afirman que estimula el deseo sexual, es más los más atrevidos la denominan “La viagra natural”.

Lo cierto es que esta fruta posee un gran atractivo visual, tanto por fuera como por dentro. Inclusive os podría dar la idea de utilizar este fruto para adornar nuestras mesas en la ya cercana Navidad, haciendo unos centros de mesa realmente atractivos. En la página rustik chateaux nos aportan varias ideas decorativas con granadas, como podéis comprobar son realmente originales y elegantes. 

Si buscamos un poco de historia referente a esta variedad de fruta, encontraremos que en Egipto el granado se cultivó desde los tiempos de la XVIII dinastía, a principios del segundo milenio Antes de Cristo, empleándose sus frutos en un zumo muy preciado. Si seguimos documentándonos, hallaremos que los árabes introdujeron la granada en España, desde donde fue exportada a América tras la conquista, extendiéndose rápidamente por todas las zonas tropicales y subtropicales desde California hasta Chile.

En la cultura popular de muchas civilizaciones esta fruta ha sido un símbolo de fertilidad, debido a su elevado número de semillas rojas.

Como ya sabemos, en el antiguo Egipto se utilizaban muchas medicinas naturales. Por lo que no sería de extrañar que también utilizaran la granada por el citado gran poder antioxidante, ya que gracias a éste se ayuda a frenar el proceso de envejecimiento y a mantener la piel sana. Además la granada ayuda a prevenir enfermedades del corazón y a mantener una buena salud cardiovascular.

A la hora de utilizar este fruto para cocinar, se puede utilizar de múltiples maneras, ya sea para consumirse de forma fresca como postre, o para realizar ricos zumos. Sus granos rojizos pueden acompañar algunos postres, ensaladas u otros platos más elaborados, aportando un color y sabor diferente y propio.

Hoy me voy a atrever a realizar un postre con yogur. El yogur es uno de nuestros ingredientes preferidos, en Pasión Danza Oriental hemos preparado desde postres hasta platos como los deliciosos macarrones con yogur. En esta ocasión los granos de la granada bailarán con el cremoso yogur griego, aportándole un brillo rojizo realmente hermoso.

postre yogur con granadaPara realizar este postre necesitaremos los siguientes ingredientes (para 4 personas): Granos de granada, 2 yogures griegos, 4 sobaos (1 por persona), 4 cucharaditas de miel.

Cortar los sobaos en cuadrados, un sobao por persona. Disponer los trocitos en unas copas decorativas, añadir unas cucharadas de granos de granada (según el gusto). Dividir el contenido de los yogures en cuatro partes, es decir cada yogur sería para dos personas. Añadir a la copa reservada, coger una cucharadita de miel y verter sobre el yogur a modo decorativo, adornar con más granos. Estas medidas dependerán del tamaño de la copa, si son copas grandes se podría utilizar un yogur por persona, en este caso he utilizado copas para Martini, por lo que he adaptado las medidas a éstas.  

¿Listos para que vuestros paladares bailen con tan rica combinación de sabores?

Anuncios

Bizcocho de Yogur Fusión Cítrica

Va siendo hora de cocinar un poco, ya que desde nuestro último plato “El Arroz danza con Gambari” no he vuelto a incluir ninguna receta. En esta ocasión he pensado en aportar un toque árabe a una especialidad muy dulce que me encanta hacer, el famoso bizcocho de yogur.

Bizcocho yogur fusión cítricaEl yogur es un ingrediente muy empleado en la cocina árabe, y como la naranja también es muy importante en esta cultura culinaria, he pensado en realizar algunas variaciones en mi receta original, el resultado sería el siguiente:

Ingredientes: 1 yogur, 3 medidas de yogur de harina, 2 medidas de yogur de azúcar, de media medida de yogur hacemos dos: es decir un cuarto de aceite de oliva y un cuarto de zumo de naranja, ralladura de una naranja, un sobre de levadura, 3 huevos. Azúcar y nueces peladas para adornar el bizcocho.

Preparación: Batir a mano el yogur con el azúcar, los huevos, el aceite y el zumo de naranja, cuando esté batido añadir la ralladura de naranja. Mezclar la harina con la levadura y tamizar directamente en la masa anterior, mezclar moviendo poco a poco.

Engrasar un molde con mantequilla o con aceite, espolvorear un poco de harina para que no se pegue y verter la masa preparada anteriormente. Una vez en el molde adornar con los trozos de nuez y espolvorear un poco de azúcar por encima.

Introducir el molde al horno previamente calentado a 170º. Dejar 40 minutos aproximadamente y controlar el punto de cocción hasta que esté en su punto. Para saber si está cocido se puede pinchar con un palito de madera de pinchito, si sale limpio es porque ya está.

Personalmente me gusta adornar mis platos, en esta ocasión he utilizado naranja natural en rodajas finas para darle colorido a este delicioso dulce. En mi casa no han dejado ni las migas 😉