El Alma de la Bailarina Late en todo su Cuerpo.

Hoy os traigo un cuento que seguro que habéis escuchado centenares de veces, pero vale la pena volver a leerlo:

 La bailarina

title "bailarinas" alt "bailarinas"

“Había una vez una bailarina que con sus músicos había arribado a la corte del príncipe de Birkaska. Y, admitida en la corte, bailó ante el príncipe al son del laúd y la flauta y la cítara.

Bailó la danza de las llamas, y la danza de las espadas y las lanzas; bailó la danza de las estrellas y la danza del espacio. Y, por último, la danza de las flores al viento.

Luego se detuvo ante el trono del príncipe y dobló su cuerpo ante él. Y el príncipe le solicitó que se acercara, y dijo:

Hermosa mujer, hija de la gracia y del encanto, ¿desde cuándo existe tu arte? ¿Y cómo es que dominas todos los elementos con tus ritmos y canciones?

Y la bailarina, inclinándose nuevamente ante el príncipe, dijo:

-Poderosa y agraciada Majestad, desconozco la respuesta a tus preguntas. Sólo esto sé: el alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta en su corazón; mas, el alma de la bailarina late en todo su cuerpo”.

Gibrán Jalil Gibrán

Anuncios

Un cuento para seguir soñando…

Comparto este montaje que he encontrado esta noche en los mundos de Youtube, “Cuentos de la Alhambra” realizado por Andrés Cifuentes y utilizando la música: “El sonido del Silencio”. Representando de una forma muy visual el poema con el mismo nombre, Cuentos de la Alhambra de Jorge E. Brito.

En Pasión Danza Oriental nos gustan los cuentos. Pensamos que es una buena forma de ir a dormir, para seguir soñando.

¡Disfrutarlo y seguimos danzando con los ojos cerrados!

¡Cuéntame un cuento y verás que contenta!

“Todos los días Nasrudin iba a pedir limosna a la feria, y a la gente le encantaba hacerlo parecer tonto con el siguiente truco: le mostraban dos monedas, una valiendo diez veces más que la otra. Nasrudin siempre escogía la de menor valor.

La historia se hizo conocida por todo el condado. Día tras día grupos de hombres y mujeres le mostraban las dos monedas, y Nasrudin siempre se quedaba con la de menor valor. Hasta que apareció un señor generoso, cansado de ver a Nasrudin siendo ridiculizado de aquella manera. Lo llamó a un rincón de la plaza y le dijo:

– Siempre que te ofrezcan dos monedas, escoge la de mayor valor. Así tendrás más dinero y no serás considerado un idiota por los demás. – Usted parece tener razón – respondió Nasrudin -. Pero si yo elijo la moneda mayor, la gente va a dejar de ofrecerme dinero para probar que soy más idiota que ellos. Usted no se imagina la cantidad de dinero que ya gané usando este truco. No hay nada malo en hacerse pasar por tonto si en realidad se está siendo inteligente”.

Cuento Sufí: NASRUDIN SIEMPRE ESCOGE MAL

La semana pasada os hablaba del Sufismo, continuando con el apasionante mundo del conocimiento, hoy es el turno de los cuentos Sufís, historias cortas que nos hacen reflexionar sobre la vida. Estos relatos son muy utilizados en enseñanzas sufíes y suelen dar un sentido a historias cotidianas, en algunas ocasiones pueden contactar con lo absurdo e inclusive dar un toque humorístico. Pero lo cierto es que estas historias pueden ser interpretadas de diferentes maneras según cada persona, encontrando múltiples significados, que nos ayudan a ser conscientesaprender lecciones y soltar emociones.

Hoy en día dentro de la psicoterapia se están utilizando los cuentos como un apoyo próximo para acercar información y contenido psicológico. Por medio de estos, observamos vivencias que consiguen que nos veamos reflejados en esas historias, como si de espejos se trataran, podemos llegar a encontrar salidas, perspectivas y soluciones a situaciones actuales, sanándonos de una forma simple.

Una de las grandes ventajas de los cuentos es que penetran en nosotros sin que apenas seamos conscientes y sin ofrecer resistencia. Los cuentos hacen que funcionen los dos hemisferios cerebrales de forma conjunta.

La efectividad del método de enseñanzas a través de historias es muy difundido, muchas tradiciones espirituales lo utilizan desde hace siglos, transmitiendo conocimiento y verdades profundas. Pero cuando escucho hablar de cuentos, vienen a mi mente los del terapeuta  Jorque Bucay, ya que me han servido de inspiración y de ayuda en más de una ocasión.

La tradición Sufí es especialmente rica en historias, éstas siempre tienen más de una interpretación y diferentes niveles de enseñanza. Muchos de los poetas y escritores de Persia son Sufís declarados y sus obras contienen esas dimensiones internas de enseñanza.

Según la enseñanza Sufí, este método puede llegar a producir la iluminación del individuo, siempre y cuando el proceso de comprensión vaya más allá de la envoltura del relato y se adentre en el contenido.

Hoy os dejo el cuento “El Buscador”, de Jorge Bucay, disfrutarlo tanto como yo disfruto de mi búsqueda. 😉

“Un buscador es alguien que busca. No es necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que sabe lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda”

Fuentes: http://www.personarte.com/cuentos.htm