Bailando en Tribu

El otro día una amiga compartió conmigo este texto, seguramente ya lo habéis leído alguna vez, pero en esta ocasión lo diferente es mi aportación.

Hay una tribu africana que tiene una hermosa costumbre.

Cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos le dicen todas las cosas buenas que él ya ha hecho.

Se dice que esta gente piensa que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros, deseando seguridad, amor, paz y felicidad, pero a veces, en la busca de esas cosas, las personas cometemos errores.

La comunidad ve aquellos errores como un grito de ayuda.

La tribu se reúne para reconectarlo, recordándole quien es realmente, hasta que él recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente: “Yo soy bueno”.

Sawabona es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.”

A esta frase, las personas responden Shikoba que significa: “Entonces, yo existo para ti.”

¿Preciosa tradición verdad?

Por suerte estamos recuperando tradiciones perdidas como ésta. Cada vez más, el perdón y la comprensión forman parte del día a día. Como ya he comentado en otras ocasiones, si alguien nos lastima, nos hace daño, no fue su intención, lo hizo lo mejor que sabía hacerlo, con los recursos que tenía en ese momento. Perdónale y perdónate, hay una medicina que cuanto más la das, más se crea y más cura, se llama “Amor”.

La danza oriental tiene su origen en la práctica de sacerdotisas, las mujeres se reunían danzando y daban las gracias por la fertilidad, fecundidad y el alumbramiento. Con el paso del tiempo, la competitividad se ha introducido en esta danza, dejemos la competitividad de lado y recordemos que hemos nacido para bailar juntos desde la armonía y la comprensión.

sacerdotisasFuente imagen: http://www.marca.com

Cada día, por suerte, estamos recuperando lo ancestral, sagrado, los ritos, las mujeres de hoy en día nos estamos encontrando cada vez más con nostras mismas, escuchando esa voz interior que durante un tiempo permaneció dormida, liberando nuestro verdadero “ser”, creador y sanador.

Dancemos mujeres del mundo, como en las antiguas tradiciones, en tribu, alrededor del fuego, transmitiendo energías de sabiduría, salvando a la madre tierra de tanto dolor y sufrimiento.

Que mejor forma de terminar que con esta canción que nos recuerda que la cooperación entre mujeres es la mejor forma de avanzar y crecer.

Anuncios

Mujer ilumina con tu luz interior.

Afortunadas aquellas que ríen y juegan con su luz interior de niñas alegres. Aquellas que tienen el tesoro de compartir cantos y bailes, en armonía, recordando que la mujer nació para unir, sanar, amar y respetar. title "ilumina mujer" alt "ilumina mujer" Hoy os comparto este vídeo que no me canso de ver:

 

Titulado: “Cantos y encantos de cuerpo y alma” con Naolí Vinaver y Rosa Zaragoza. Escuchamos la voz fuerte y al mismo tiempo dulce de Rosa Zaragoza con este hermoso mensaje: Ilumina, Ilumina, Ilumina señora divina, ilumina. Me queda tanto trecho en el camino y tanto sueños con que tropezar. Quien sigue tu luz ya no está sólita, tiene una estrella que la va a guiar. Transforma mi voz en la voz del viento, porque llevo en mi canto el sentimiento de amar. Recibo de los ojos de la Diosa ese brillo divino para mi destino iluminar. Iluminar. Ilumina la oscuridad, ilumina. Ilumina quien da su perdón ilumina. Ilumina quien cuida la flor, ilumina quien me iluminó. Iluminado sea el amor. Ilumina, Ilumina, Ilumina señora divina, ilumina. Me queda tanto trecho en el camino y tanto sueños con que tropezar. Quien sigue tu luz ya no está solita, tiene una estrella que la va a guiar. Transforma mi voz en la voz del viento, porque llevo en mi canto el sentimiento de amar. Recibo de los ojos de la Diosa ese brillo divino para mi destino iluminar. Iluminar. Ilumina la oscuridad, ilumina. Ilumina quien da su perdón ilumina. Ilumina quien cuida la flor, ilumina quien me iluminó. Iluminado sea el amor. Ilumina la oscuridad, ilumina. Ilumina quien da su perdón ilumina. Ilumina quien cuida la flor, ilumina quien me iluminó. Iluminado sea el amor. Iluminaaaaa Te invito a que comiences cada mañana cantando y bailando al ritmo de esta canción, es una bonita forma de celebrar que nuestra vida está llena de luz.

Oración a la Mujer

alt "mujeres que danzan" Title"mujeres que danzan"

Porque cuando las mujeres danzan regalan luz y amor

Hoy comparto esta hermosa oración que he leído en tendencia vital y que me ha encantado, recordando con ella la unión de la danza entre las mujeres como un rito a la fertilidad y a la vida.

Bendita eres Mujer,
porque tú eres la puerta
del verdadero Templo:
la Tierra misma;

cáliz rojizo que contiene la danza del océano;
espejo mágico que refleja el titilar de las estrellas;
cálido nido para los nuevos seres;
caldero y fuego para curar heridas.

Doncella
Madre
Anciana
Bruja

Eres redonda y cambiante
como los ciclos
de la Luna.

Eres sagrada, mujer.
Eres la memoria antigua,
guardiana de la Paz,
cuidadora ancestral
de la Vida y sus ciclos.

Extraído del Libro El Oráculo de la Mujer Sagrada, de Mónica Glusman

“La danza del centramiento”

Existe un lugar mágico, donde por suerte un grupo de mujeres se reúnen una vez al mes. Allí ríen, lloran, bailan, cantan, hablan, escuchan, consuelan, abrazan y aman. ¡Qué suerte poder contar con ese lugar!, donde las mujeres somos mujeres conscientes, llenas de ternura, compasión y amor, porque por suerte somos mujeres, hijas, madres y abuelas.

Años difíciles y meses complicados, por fin me siento que las aguas vuelven a su cauce, aunque todavía queda mucho río desbocado que guiar,  llega Tara y me trae el siguiente mensaje:

“Me siento y concentro mi atención en la respiración, inspirando y espirando, inhalando y exhalando, acogiendo y desprendiéndome, la danza de la creación, la danza del universo, la danza de la vida.

Me siento en silencio, con la conciencia concentrada, inspirando y espirando, mientras el océano que es la vida se agita y pulsa a mi alrededor, mientras los océanos de las encarnaciones giran y dan vueltas a través de mí, junto a mí, en torno a mí.

Mis ojos lo ven todo, lo conocen todo, y lo observan todo. Mientras respiro. Serena. Concentrada. Consciente. Centrada.”

Extracto del libro y cartas: El Oráculo de la Diosa, de Amy Sophia Marashinsky y Hrana Janto.

¿Quién es Tara?

Diosa Tara

Tara, tiene su origen en la India y su nombre significa “Estrella”, es una importante diosa del panteón tibetano. Es famosa por ayudar a aquellos que la invocan en momentos tempestuosos de necesidad, pidiéndole que les lleven a senderos más firmes, llenos de serenidad y fortaleza interior. También es la diosa del autodominio y del misticismo. De la primera lágrima de compasión que hubo se formó  un lago, en cuyo centro emergió un loto. Y de la flor de ese loto emergió Tara. Aunque se le ofreció reencarnarse siendo varón, ella juró que siempre se encarnaría como mujer. (Extracto del libro y cartas: El Oráculo de la Diosa).

No te preocupes si te sientes perdida, lo bueno de perderse es que siempre nos podemos encontrar y volver a centrarnos. Coge aire, respira, conecta con tu interior, escúchate y baila con tus emociones.